miércoles, 26 de junio de 2013

El gran beneficio de los germinados


Los germinados son el más vivo y fresco alimento que podemos poner dentro de nuestro cuerpo.
Cuando avanza nuestra edad, la habilidad de nuestro cuerpo de producir enzimas declina. Los germinados son una fuente concentrada de enzimas vitales que se pierden cuando los alimentos no están frescos, o están muy cocinados. Los germinados contienen fitoquímicos que pueden protegernos contra diferentes enfermedades. Son una poderosa fuente de nutrición y generalmente son más fáciles de digerir que las legumbres o semillas sin germinar.
Durante la germinación, el almidón se transforma en azúcar simple, y también las proteínas y grasas se transforman a sus formas simples. Esta es la razón por la cual muchos germinados se pueden comer crudos. Ellos son pre-digeridos y rápidamente asimilados; llenos de enzimas, anti-oxidantes, vitaminas y otros nutrientes.
Los germinados difieren en textura y sabor. Algunos son picantes, otros dulces, algunos firmes y algunos más delicados. Los más grandes,  los frijoles o porotos germinados como soja, garbanzo, y habas, son mejores si están cocidos al vapor, el tiempo suficiente como para ablandarlos (15-20minutos). Y esto es todo un beneficio ya que se los cocina en un tiempo más corto que las largas horas que usualmente se requiere para cocinar las legumbres secas, hasta que estén tiernas y digeribles. Germinar es uno de los caminos más rápidos para mejorar el valor nutritivo de las comidas. Los germinados incrementan la vitamina C, B, ácido fólico, y otros nutrientes de 4 a 10 veces más.




Cuando las semillas son germinadas se reduce el nivel de almidón; el valor proteico de las semillas se queda en el germinado. La clorofila (el gran desodorante verde de la naturaleza) y la pro-vitamina A se desarrollan en algunos germinados  al exponerlos a la luz en las etapas posteriores de crecimiento. En Inglaterra se ha hecho un estudio especial sobre germinados de granos debido a su dependencia de frutas frescas importadas para obtener la vitamina C. De los autores ingleses R.H.A y V. Plimmer, y Dr. Bailey de la Universidad de Minnesota tenemos la siguiente información:



Fuente: Rosalie Hurd, B. S. y Frank J. Hurd, D.C., M.D., "Diez Talentos": Libro de Cocina Vegetariana, pág. 516 y 517.

Si quieres comenzar a realizar tus propios brotes y deseas ver alguna recetate sugiero que busques en el blog la ensalada con brotes de lentejas o ensalada de coliflor con brotes de alfalfa.

¡Muchos éxitos y bendiciones en tu vida!

miércoles, 19 de junio de 2013

Lasaña 100% vegetariana (Apta para veganos)

Hace unos días atrás estaba con muchas corridas y poco tiempo para cocinar. El sábado iba a tener unas visitas especiales. Entonces ¿qué hacer? Quería algo rico y tentador, como plato salado, para el medio día. Tenía unos choclos y espinacas frescas en casa y se me ocurrió hacer una lasaña. ¡Hacía muchos años que no preparaba una lasaña! No tuve tiempo para hacer la masa, por eso compré una que ya viene lista para armar y es 100%  de origen vegetal. 
Te comparto esta sencilla receta:

Ingredientes

4 choclos frescos desgranados 
1 atado de espinacas
4 cebollas
2 dientes de ajo
4 cucharadas de levadura de cerveza en copos
2 tazas de salsa blanca (hecha con leche de almendras)
3 tomates
Orégano 
Aceite de oliva
Sal marina, cantidad necesaria

Modo de preparación

Para el relleno de choclo: Rehogar 2 cebollas hasta que estén tiernas, y agregar el choclo desgranado. Cocinar por unos 5 minutos. Apagar el fuego y agregar 2 cucharadas de levadura de cerveza en copos, sal marina y un poco de salsa blanca, hecha de leche de almendras.

Para el relleno de espinacas: Rehogar 2 cebollas, y luego agregar las espinacas previamente lavadas y cortadas en juliana. Cocinar a fuego mínimo, en su propio líquido. Una vez cocinadas colocar 2 cucharadas de levadura de cerveza en copos, orégano, y también un poco de  la salsa blanca.


Para la salsa blanca: El proceso es muy similar al del queso untable de almendras, pero con algunas modificaciones:

5 cucharadas soperas de almendras
1 taza de agua
2 cucharadas soperas de harina común
2 cucharadas de aceite de girasol alto oléico1 diente de ajo
Sal marina a gusto
Modo de preparación: Licuar las almendras peladas junto con el agua y el diente de ajo, las 2 cucharadas de harina y la sal. Colocar en una olla y llevar a fuego mínimo, revolviendo hasta que espese. Luego agregar las cucharadas de aceite y estará lista para usarla en la lasaña. 

Para la preparación: 
Colocar una fina capa de salsa blanca, luego las láminas de lasaña y enseguida una capa de choclo y salsa blanca.

Luego colocar otra lámina de lasaña y el relleno de espinacas y salsa blanca.


Por último cubrir el relleno de espinacas con otras láminas de lasaña. Esparcir salsa blanca por arriba, rodajas de tomates (o salsa de tomate) y orégano.


Llevar a fuego mínimo, aproximadamente 20 minutos.


Servir con un poco de aceite de oliva y de levadura en copos desparramados por arriba.


sábado, 15 de junio de 2013

Ensalada con brotes de lentejas

Lo más interesante de la ensalada que te comparto hoy es su ingrediente destacado: los brotes de lenteja. Tanto éstos, como los brotes en general, son altamente nutritivos, muy prácticos y fáciles de hacer en casa. Si no sabes cómo hacerlos puedes entrar a ver cómo se hacen los brotes de alfalfa, y si nunca hiciste, ya tienes todos los datos para comenzar a hacerlos.
¿Te cuento lo que tiene la ensalada?

Ingredientes:
Media taza de brotes de lentejas
6 tomates cherry
1/2 cebolla
2 varas de apio
Hojas de lechuga
Hojas de rúcula
1/2 palta (aguacate)
Aceite de oliva
Jugo de limón
Semillas de sésamo negro
Sal marina, cantidad necesaria

Modo de preparación: Los brotes de lenteja los puedes comer crudos o también cocidos levemente al vapor por unos 3 a 5 minutos, como lo hice en esta oportunidad.
Mezcla los ingredientes y decora con un tomate cherry y con semillas de sésamo negro (o alguna semilla de tu preferencia). Saborea una ensalada fresca y realmente muy nutritiva.
¡Buen provecho! 






lunes, 10 de junio de 2013

Cazuela de porotos manteca y zapallo

Espero que disfrutes de esta cazuela de porotos manteca, ideal para un día de frío.

Ingredientes: 
400 g de porotos manteca hidratados
400 g de zapallo o calabaza
2 zapallitos de tronco
2 cebollas grandes
2 dientes de ajo
1/4 de pimiento rojo
1 vara de apio
orégano fresco o seco
albahaca fresca o seca
Aceite de oliva
Sal marina, cantidad necesaria

Modos de preparación:  Comienza por remojar toda la noche los porotos manteca, para luego lavarlos bien, colocarles agua y cocinarlos en una olla a presión por unos 15 minutos. 
Por otro lado  cortar y rehogar las cebollas, los ajos y el pimiento rojo (nosotros lo hacemos sin aceite, sólo con un poco de sal). Luego agregar los 400g de zapallo o calabaza cortados en cubos,  y agregar el orégano, albahaca y apio.  Agregar los porotos manteca y dejar a fuego mínimo hasta que estén tiernos los zapallos. Por último agregar los zapallitos de tronco (importante no cocinarlos demasiado, así quedan más crocantes). Dejar cocinar por unos 2 o tres minutos más.
Una vez que apagamos el fuego, agregar el aceite de oliva y servir caliente.


jueves, 6 de junio de 2013

Rosca de pan integral con manzanas

Quiero compartir contigo una receta dulce, pero sin azúcar. Sencilla y práctica para hacer. Espero que te sea de utilidad y puedas saborearla en familia  y/o con amigos. Es especial para esos días fríos donde nos inclinamos a comer algo dulce, junto a un té de hiervas como cedrón, menta peperina, etc., o alguna malta de cebada bien calentita. 
Masa: 
Puedes elegir la masa de pan que desees. La que usamos nosotros en esta oportunidad es la siguiente:
1
2 vasos (de 350cc) de harina integral
1 vaso de harina de avena (o avena)
5 cucharadas de fécula de mandioca
5 cucharadas de semillas de sésamo integral
5 cucharadas de semillas de lino
15 g de levadura instantánea natural (seca, granulada)
3 cucharadas de sal marina (o menos si desea)

2
800 ml de agua tibia
5 cucharadas de miel de abejas o miel de caña
1/4 vaso aceite de girasol alto oleico
Harina blanca (cantidad suficiente)

Modo de preparación: Mezclar todos los ingredientes del paso 1 en un bol. Luego ir colocando los ingredientes del paso 2: el aceite, la miel y el agua, revolver bien y luego ir agregando de a poco el harina blanca y amasar hasta que tome una buena consistencia y que la masa se despegue de los dedos.
Dejar leudar la masa y mientras tanto preparar el relleno.

Esta masa da para hacer no sólo un par de roscas de manzana (con el relleno que te damos más abajo), sino que puedes hacer pequeños panes, o ponerles otros tipos de rellenos. Así que ojo, con esta receta te sobrará un poco de masa. 

Relleno:

5 manzanas
1/2 vaso de pasas de uvas sin semillas
1/2 vaso de coco rallado 
6 cucharadas de miel de abejas o miel de caña

Modo de preparación: Pelar las manzanas, cortarlas en cubos, y mezclar el resto de los ingredientes.


Una vez que tenemos lista la masa y el relleno. Tomamos aproximadamente unos 600 g de masa y con la ayuda de un palote estirar la masa en forma rectangular con unos 1,5 cm de espesor y desparramar en forma pareja el relleno, como se ve en la foto.


 Enrollar cuidadosamente.


Colocar en una bandeja para horno o budinera. Pincelar con leche de soja o agua, y decorar con semillas de amapola azul, sésamo o la que tengas en tu casa.


Dejar leudar y luego llevar al horno a fuego mínimo hasta que esté toda la rosca bien dorada.



¡Espero que disfrutes de la receta! 
¡Bon appétit!