sábado, 27 de abril de 2013

Empleada doméstica comete homicidio culposo


"En muchas familias encontramos personas dispépticas, y frecuentemente la razón de esto es un pan pobre.  La señora de la casa decide que ese pan no debe desecharse, y lo comen. ¿Es ésa la forma de proceder con ese pan pobre? ¿Lo pondréis en el estómago para ser convertido en sangre? ¿ Tiene el estómago la capacidad de convertir el pan agrio en pan dulce? ¿O el pan pesado en pan liviano? ¿O el pan mohoso en pan fresco?...

Más de una esposa y madre que no ha tenido la debida educación y a quien le falta la habilidad culinaria, está presentando diariamente a su familia alimentos mal preparados que en forma segura y constante están destruyendo los órganos digestivos, produciendo una calidad de sangre pobre, y frecuentemente trayendo ataques agudos de enfermedad inflamatoria y produciendo muerte prematura.  Muchos han hallado la muerte por comer pan pesado y agrio.  Me fue relatado un caso de una señorita que trabajaba como empleada en una casa y que preparó una cantidad de pan agrio y pesado.  Con el propósito de deshacerse de ese pan y esconder el problema, se lo echó a un par de cerdos de gran tamaño. A la mañana siguiente el hombre de la casa encontró a estos animales muertos, y al examinar el problema, encontró trozos de este pan pesado.  Hizo algunas averiguaciones, y la señorita reconoció lo que había hecho.  Ella no tenía ninguna idea del efecto que tendría tal pan sobre los cerdos.  Si el pan pesado y agrio mata a los cerdos, quienes pueden devorar víboras de cascabel, y casi cualquier cosa detestable, ¿qué efecto tendrá sobre ese órgano delicado que se llama el estómago humano?" (1)

¿Cómo debe ser el pan?

"El pan debe ser ligero y agradable, sin acidez.  Los panes deben ser pequeños, y tan bien cocidos que, en cuanto sea posible, los gérmenes de la levadura queden destruidos.  Cuando está caliente y recién cocido, el pan leudado, cualquiera que sea su calidad, no es de fácil digestión.  No debiera nunca figurar en la mesa.  No sucede lo mismo con el pan sin levadura.  Los panecillos de harina de trigo sin levadura recién cocidos en un horno muy caliente son saludables y sabrosos. . ." (2)

Fuente:
(1) Ellen White, Consejos sobre el régimen alimenticio, Casa Editora Sudamericana, pág. 378
(2) Ibíd, pág. 376 

martes, 23 de abril de 2013

Quepi vegetariano con berenjena

El quepi es una comida muy popular, de origen árabe, a base de trigo burgol y carne. Y demás está decir que hay muchas maneras de hacer quepi de forma vegetariana. 
Hoy te comparto una manera diferente, no muy tradicional, de hacer quepi, y  he elegido hacerlo con berenjena asada y nueces. Como ya lo he dicho en otra oportunidad, es bueno que cada uno le de un toque personal a la receta e incorpore o quite alguna cosa de la misma.

Ingredientes:

1 taza de trigo burgol grueso
1 taza de trigo burgol fino
1 berenjena grande, asada
2 cebollas grandes
4 dientes de ajo
Jugo de 1 tomate fresco
100 grs de nueces picadas
10 cucharadas de harina integral fina
2 cucharadas de harina de mandioca
4 cucharadas de aceite de oliva
Orégano
Menta fresca
Sal marina

Modo de preparación:
- Lavar el trigo burgol grueso y dejarlo bastante húmedo para que se hidrate.
- Lavar bien la berenjena, partirla por la mitad y hornearla por 20 a 25 minutos, aproximadamente, hasta que esté blanda y se pueda sacar la pulpa con una cuchara.
- Pelar, picar  y rehogar las cebollas y los ajos. Apagar el fuego y agregar la pulpa de la berenjena asada.
- Incorporar el trigo burgol grueso y la mitad de la taza del trigo burgol fino, las cucharadas de harina integral,  el jugo de tomate fresco, las nueces picadas, el orégano y la menta picada, el aceite de oliva y la sal marina. Revolver bien todos los ingredientes. (Se puede dejar reposar una media hora antes de formar los quepis)


- Colocar en un plato hondo  el resto del trigo burgol fino, tomar una porción de la preparación con una cuchara sopera y colocarla sobre el trigo burgol fino para darle la forma deseada con las manos. (La masa no es muy firme a la hora de armar el quibe, pero luego que se hornea queda firme y el trigo burgol fino por fuera le da un toque crocante)


- Colocar los quibes en una asadera levemente aceitada y llevar a fuego mínimo hasta dorar los quibes. (Generalmente esta receta se la hace frita, pero al horno es mucho más saludable)


¡Una vez retirado del horno está listo para comer y disfrutar!


¡Buen apetito!

lunes, 22 de abril de 2013

Queso untable de almendras

Este queso untable, realmente es una delicia y  resulta muy práctico para darle un toque diferente a algunas comidas.

Ingredientes:
5 cucharadas soperas de almendras
1 taza de agua
1 cucharada sopera de almidón de maíz
1/4 taza de aceite de oliva
Jugo de 1/2 limón
Sal marina

Preparación:
Remojar las almendras en agua caliente por unos minutos y pelarlas. (Al colocarlas en agua bien caliente la cáscara saldrá con facilidad)
Una vez peladas las almendras, procesar o licuar con una taza de agua.
Luego hervir esta leche por aproximadamente 5 minutos junto con la cucharada sopera de almidón de maíz hasta que espese. Dejar entibiar y procesar o licuar junto con el aceite de oliva, jugo de limón y sal.
Se le pueden agregar hierbas aromáticas, aceitunas, etc. 
Llevar a la heladera hasta que tome consistencia, y si se desea volver a procesar nuevamente en frío.

 Fuente: Lic. Claudia Feling, Departamento de Nutrición del Centro Adventista de Vida Sana, Misiones, Argentina.


Es delicioso para acompañar las ensaladas, los sándwiches y también platos calientes.

¡Que disfrutes de esta rica receta!

La salud y la naturaleza

"En cuanto sea posible, todos los que quieren recuperar la salud deben ir al campo a gozar de la vida al aire libre. La naturaleza es el médico de Dios. El aire puro, la alegre luz del sol, las flores y los árboles, los huertos y los viñedos, el ejercicio al aire libre, en medio de estas bellezas, favorecen la salud y la vida. 

"Los médicos y los enfermeros deben animar a sus pacientes a pasar mucho tiempo al aire libre, que es el único remedio que necesitan muchos enfermos. Tiene un poder admirable para curar las enfermedades causadas por la agitación y los excesos de la vida moderna, que debilita y aniquila las fuerzas del cuerpo, la mente y el alma.

"Para los enfermos cansados de la vida en la ciudad, del deslumbramiento de tantas luces y del ruido de las calles, ¡cuán grata será la calma y la libertad del campo! ¡Con cuánto anhelo contemplarían las escenas de la naturaleza! ¡Qué placer les daría sentarse al aire libre, gozar del sol y respirar la fragancia de árboles y flores! Hay propiedades vivificantes en el bálsamo del pino, en la fragancia del cedro y del abeto, y otros árboles tienen también propiedades que restauran la salud." 

Fuente: Ellen White, El Ministerio de Curación, Casa Editora Sudamericana,  pág. 234


domingo, 14 de abril de 2013

Queso de almendras y tofu (vegetariano/vegano)

Al hablar con varios amigos ovolactovegetarianos, que están dejando progresivamente los alimentos de origen animal, una de las frases más repetidas es: "lo más difícil de abandonar son los quesos". Y es lógico, ya que el queso está dentro de la lista de los alimentos más adictivos. 

En la revista "Muy interesante" aparece la siguiente declaración:  "Uno de los alimentos calificados como los "más deseados" es el queso, ya sea suizo, manchego, provolone, roquefort, brie, cheddar, gruyere, parmesano o gorgonzola. Gran parte de su atractivo, según los expertos, se debe a que contiene casomorfina, una sustancia estructuralmente parecida a las endorfinas, presente también en la leche materna, y que genera una agradable sensación de bienestar.

"Su efecto adictivo, aunque potente, es diez veces inferior al de su hermana mayor, la morfina." (1)

Por este motivo, y por costumbres alimenticias,  también a nosotros nos ha costado dejar el queso, pero tomamos una firme decisión y no lo consumimos hace años. Al queso por un tiempo se lo extraña, pero después deja de ser un ingrediente añorado en la mesa.
¿Por qué dejamos el queso? No es porque se nos ocurrió, ¡o porque nos encaprichamos en estar a la moda! 
Ya es bien sabido que el queso es uno de los alimentos más acidificantes de la sangre y que sus efectos son peores aún que la carne misma. Cuanto más estacionados los quesos, más perjudiciales para la salud son. 
En uno de los libros que impactó mi estilo de vida, "Consejos sobre el régimen alimenticio", encontramos algunas declaraciones, como por ejemplo:
"El queso nunca debe introducirse en el estómago." (2)
"El queso merece aún más objeciones; es absolutamente impropio como alimento." (3)
"El efecto del queso es pernicioso." (4)
Ahora, ¡buenas noticias para mis queridos amigos!: Dejar el queso no significa que vamos a dejar de comer rico. Hay deliciosas maneras de sustituir el queso por otras productos saludables. Y hoy quiero darte la receta de mi primer "queso" de almendras y tofu, ideal para  alguna comida especial y para agasajar a la familia y amigos. Para preparar algún sandwich en un día de Picnic... aquí va la receta...

Ingredientes:

500 grs. de Tofu
300 grs. de almendras peladas
1 cucharada sopera de ajo en polvo
1 cucharada de pimentón en polvo
5 cucharadas de levadura de cerveza en copos
Sal marina, cantidad necesaria.
5 cucharadas de Agar-agar
2 tazas de agua (1 taza 250ml)
Aceite de olvida extra virgen
Condimento para pizza

Modo de preparación: 
1- Poner por unos minutos los 300 grs  de almendras en agua caliente para poder pelar fácilmente sus cáscaras. 
2- Peladas las almendras, licuar o procesar junto con 1 taza (250ml) de agua. Una vez que están bien procesadas, agregar los 500 grs de Tofu, la sal marina (Aprox. 1 1/2 cucharada sopera), el polvo de ajo y volver a procesar.
3- Por otro lado colocar en una olla una taza de agua, prender el fuego a mínimo e ir espolvoreando el Agar-agar hasta que hierva por unos 3 a 4 minutos. Luego apagar el fuego y  vertir la preparación de tofu y almendras y revolver muy bien.
5- Elegir un molde para formar el queso. Con la ayuda de un pincel de cocina pincelar su interior con aceite de oliva extravirgen y luego espolvorear el condimento para pizza (orégano, perejil, ajo, pimentón rojo).
6- Colocar la preparación en el recipiente y llevarlo a la heladera o refrigerador por lo menos durante 2 horas.
7- Pasadas las dos horas en el refrigerador ya podrás desmoldar el queso y obtendrás un queso como el que vez en las fotos a continuación.




¡Que disfrutes del quesito de almendras y tofu!

Dedicado a todas esos amigos que aprecio tanto y que muchas veces me escriben o me cuentan de sus cambios de estilo de vida.  Y también dedico este artículo a mi esposo, que prueba cada comida con entusiasmo y que me ha ayudado a pelar las almendras de esta receta. 

(2) Ellen White, Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, Casa Editora Sudamericana, pág. 441
(3) Idem
(4) Ellen White, Consejos Sobre el Régimen Alimenticio, Casa Editora Sudamericana, pág. 278

miércoles, 10 de abril de 2013

Alimentos de origen vegetal versus alimentos de origen animal

En la página Bambu Chuveroso mi querido amigo Ricardo Fioravanti, construyó un cuadro que nos puede ayudar para comparar y analizar los alimentos de origen vegetal con los alimentos de origen animal.

¿Cuáles serán los mejores alimentos para tu vida?
Mira las diferencias en 11 ítems importantes y decide lo que es mejor para ti.


Visita: www.bambuchuveroso.com.br (Página en portugués)

martes, 9 de abril de 2013

Compota de frutas con cebada perlada

Ideal para un desayuno o una cena liviana, esta compota puede ser algo práctico para saborear en un día frío.

Ingredientes:
(Para 5 a 6 personas)

1 taza de cebada perlada
1 1/2 litro de agua
200 grs de orejones de durazno
3 manzanas 
80 gramos de pasas de uva sin semilla
Miel, miel de caña o Stevia para endulzar


Modo de preparación:  Lavar bien la cebada y colocarla en una olla junto con el litro y 1/2 de agua. Hervir hasta que esté bien tierna.
Tener en cuenta que cuando los cereales están bien cocidos son mucho más fáciles de digerir. Una buena opción para facilitar su cocción, es dejar la cebada en remojo durante la noche. 
Por otro lado lavar las manzanas, pelarlas y cortarlas en cubos, cortar los orejones de durazno y colocar todo en otra olla junto con las pasas de uva y medio litro de agua. Hervir unos minutos hasta que las manzanas estén tiernas.
Una vez que la cebada esta bien cocida y las frutas están tiernas, mezclar todo y endulzar con miel, miel de caña o Stevia. 
Servir caliente.  




¡Que lo disfrutes!

martes, 2 de abril de 2013

Sopa crema de zapallo

Cuán bueno es dedicar tiempo para elaborar una sopa deliciosa, nutritiva y natural. Las sopas instantáneas industrializadas podrán ser prácticas, pero contienen glutamato monosódico, conservantes y aromatizantes artificiales, entre otras cosas... y algunas excesiva cantidad de sal.

Te comparto una sopa casera de zapallo para saborearla tanto adultos como jóvenes y niños.

Ingredientes:
- 1 papa grande
- 1 1/2 kilo de zapallo brasilero 
(también conocido como zapallo negro o cabutiano)
-2 puerros (ajo porro)
- 3 cebollas medianas
- 3 dientes de ajo
- 2 ramas o varitas de apio
- Albahaca deshidratada o fresca
- Sal marina, cantidad suficiente
- Aceite de oliva extravirgen


Modo de preparación: Lavar y pelar el zapallo y la papa, cortarlos en trozos y colocarlos en una olla o cacerola. Colocar todos los demás ingredientes (con excepción del aceite de oliva). Agregar aproximadamente 1 litro de agua y hervir hasta que estén cocidos la papa y el zapallo. Luego licuar o procesar todos los ingredientes, hasta que se forme una crema homogénea. Y al momento de servir la sopa colocarle el aceite de oliva.

Para darle un toque de distinción a esta sopa: cortar cubos de pan integral y tostarlo en una olla hasta que esté crocante. Una vez tostado se le puede rosear un poco de aceite de oliva y colocarlo por arriba de esta deliciosa sopa.


¡Buen apetito!


lunes, 1 de abril de 2013

Pastel de papa con acelga

 Te comparto una receta sencilla y muy sabrosa, hecha por mi madre.
En Argentina es muy común la receta del pastel de papa hecha con carne picada. (¡Pero no hay necesidad de matar una vaca para comer rico!) Esta preparación, con acelga, queda muy deliciosa y nutritiva. Desde ya que se puede sustituir la acelga por espinaca, porque hay países donde a esta hortaliza no se la consigue.


Ingredientes para el puré: 
(Para 5 personas)

6 papas grandes
200 gramos de champiñones frescos
1 diente de ajo
4 cucharadas de aceite de girasol alto oleico
Sal marina, cantidad suficiente
Jugo de medio limón

Ingredientes para el relleno:
1 atado de acelga
1 morrón (pimiento) rojo
250 gramos de aceitunas
2 cebollas grandes
5 dientes de ajo
2 cucharadasceite de girasol alto oleico
sal marina, cantidad suficiente
Levadura de cerveza en escamas o copos
orégano deshidratado

Modo de preparación 
Para el puré: Pelar las papas, cortarlas y ponerlas a hervir. Una vez hervidas pisarlas bien, formando el puré y agregarle la sal, el aceite y el jugo de limón. Por otro lado rehogar un diente de ajo junto a los champiñones frescos cortados en rodajas. Y luego agregar los champiñones al puré.
Para el relleno: Cocinar las acelgas y luego cortarlas a cuchillo, rústicamente. Rehogar la cebolla, morrón y ajo (nosotros lo hacemos sin aceite, apenas con un poquito de sal) y luego que está todo bien tierno colocarle la acelga cortada. Apagar el fuego y agregarle las aceitunas picadas, levadura de cerveza, el aceite de girasol y la sal marina.
Para formar el pastel: Elegir un fuente, preferentemente de vidrio. Colocar la mitad del puré y cubrir bien la fuente y sus bordes. Luego colocar el relleno. (como vemos en la primera foto)


 Luego cubrir el relleno con la otra mitad del puré que reservamos.


 Una vez formado el pastel lo podemos llevar al horno por unos pocos minutos y gratinar para que quede crocante la capa de arriba del puré. Pero... el que ven en la foto lo comimos sin llevarlo al horno. ¡Teníamos hambre luego de un largo viaje, y la cocina de mi madre estaba impregnada de un aroma delicioso!





Cuán rica es la comida sencilla, hecha con amor, y disfrutada en familia.
¡Buen apetito!