domingo, 12 de agosto de 2012

Cálculos renales:¿Cómo cuidarse?

Los cálculos son formaciones de minerales (calcio, magnesio, fósforo, etc.) junto con ácido oxálico -que, aunque es producido principalmente por el organismo, está también presente en algunos alimentos- y a veces con aminoácido cistina. Estas formaciones se alojan en las cavidades renales cunado no hay líquido suficiente para que los riñones filtren y limpien desechos que el organismo les envió.
Generalmente son asintomáticos, hasta que se alojan en los uréteres, que son dos tubos finos que conecta los riñones a la vejiga. Y a partir de este punto pueden comenzar los dolores y síntomas de los cálculos renales. 

Causas posibles

- Baja ingestión de agua.
- Alta ingestión de alimentos ricos en proteínas (carne, vísceras, pescados, pollo, huevos, soja)
- Alta ingestión de estimulantes (las bebidas a base de cola, café, té negro, mate, guaraná en polvo).
- Alta ingestión de grasas saturadas (frituras, grasa de la carne, manteca, margarina, embutidos, frutos del mar, manteca de cerdo, tocino, jamón, grasa vegetal, rehogados con mucho aceite).
- Alta ingestión en sal.

Medidas sugerentes

- Buscar auxilio médico.
- Tomar mucha agua, y tés diuréticos (cola de caballo, sanguinaria, zarzaparrilla, hombre grande, barba de choclo, carqueja, etc.). Cantidad: 3 litros por día.
- Enfatizar uso de sandía en ayunas, o en sustitución da una o más comidas.
- Adoptar un programa de alimentación saludable.
- recibir tratamientos hidroterápicos apropiados (consulte a su médico).

Prefiera los siguientes alimentos:

- Frutas frescas: úselas en abundancia con énfasis en la sandía (los investigadores la llaman "la amiga de los riñones"), ananá, higo, limón, palta, mango, pera, naranja, mandarina, lima, melón, níspero, uva, maracuyá, granadilla, manzana y durazno.
- Verduras (vea la sección siguiente para saber cuales evitar)  y hortalizas en general: berro, lechuga, zapallo, rabanitos, escarola, achicoria, zapallito, pepino, chauchas, berenjenas, coliflor y apio.
- cereales integrales: uso libre.
- Oleaginosas y semillas: úselas moderadamente, prefiriendo las avellanas, almendras, semillas de zapallo.
- Legumbres: usarlas con moderación.

Evite los siguientes alimentos:

- Los alimentos curados con sal.
- Los alimentos muy ricos en proteínas: carnes, pollo, pescado, huevos, queso, soja, gelatinas.
- Productos lácteos.
- Estimulantes: café, mate, té negro, las bebidas a base de cola (y demás gaseosas), guaraná en polvo, chocolate.
- Las personas cuyos cálculos renales son del tipo oxalato, deben evitar los alimentos que son fuente de ácido oxálico: acelga, espinaca, ruibarbo, remolacha (hojas), cacao y sus derivados.
- Bebidas alcohólicas.
- Tener cuidado con los suplementos de calcio. (Visite a su médico de confianza)

Recuerda:
Las proteínas en exceso aumentan el tenor de calcio en la orina, favoreciendo la formación de cálculos.

Fuente: Lic. Eunice Leme de Vidal, El placer de comer bien: Alimentos para prevenir y curar, Casa Editora Sudamericana, pág. 153 y 154


3 comentarios:

  1. "Dijo también Dios: Os doy toda planta que da semilla, que está sobre la tierra, y todo árbol que lleva fruto y da semilla. Eso será vuestro alimento" La Biblia, Génesis 1:29

    ResponderEliminar
  2. Emmmm ??? me gusta :D

    ResponderEliminar