martes, 31 de julio de 2012

La cafeína y las telas de araña

El Dr. Mervyn G. Hardinge, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Loma Linda, realizó un interesante estudio acerca de dos especies de arañas, usando numerosos ejemplares de cada una. Estas arañas tejen telas de gran tamaño, de hermosa simetría. Con mucha habilidad logró medir una dosis infinitesimal de cafeína, la cual inyectó en las arañas usando una aguja finísima. Cada araña recibió una dosis equivalente a dos tazas de café en un ser humano adulto.
A continuación, se puso a estudiar las telas  que las arañas comenzaron a tejer. ¡Todas ellas parecían completamente distorsionadas! Eran pequeñas, con pocas hebras, y se veían hasta grotescas.
Antes de recibir la dosis de cafeína, las telas tenían entre 30 y 35 anillos circulares de hebra. Pero las telas que las arañas tejieron hasta 48 horas después de haber recibido una sola dosis de cafeína, todavía se veían en desorden, y contenían sólo 12 ó 15 anillos. Aun 72 horas después de la dosis, las telas continuaban mostrando señales de distorsión. ¡Sólo después de 96 horas volvieron a adquirir su aspecto normal!




La fatiga no se cura con drogas. El remedio para ella es un estilo de vida adecuado, alimentación nutritiva y descanso suficiente.


Los peligros de la cafeína
La cafeína engaña a nuestro sistema nervioso. Pero esto es sólo el comienzo. Además aumenta los ácidos grasos que circulan en la sangre.
El aumento de ácidos grasos, más el efecto de estrés y el aumento de la presión sanguínea que produce la cafeína, preparan el terreno para un ataque al corazón. No hace mucho que la profesión médica ha comenzado a apreciar cuán real es este peligro. Las estadísticas demuestran que los individuos que consumen gran cantidad de té o café no sólo son más vulnerables a los ataques cardíacos, sino también son más susceptibles a todo tipo de enfermedades.


La cafeína también hace que el estómago produzca más ácido, lo cual causa ardor. El consumir mucho café puede también producir úlceras estomacales.


La cafeína produce un efecto de estrés porque estimula en el organismo la producción de cantidades anormales de catecolaminas (epinefrina y norepinefrina). Este es un factor en la alta presión sanguínea que se advierte en los que toman café. La presión sanguínea elevada es uno de los principales factores de riesgo en los ataques al corazón.


El efecto de estrés que causa la cafeína también paraliza parcialmente los intestinos. Los procesos de digestión y absorción del alimento requieren más tiempo: lo que se come, queda por más tiempo en los intestinos; es decir aumenta el tiempo de tránsito intestinal. Esto produce gases e indigestión, y aumenta la posibilidad de sufrir cáncer de colon.
¡La cafeína es un villano!


Lo que usted puede hacer


- Evite el sutil engaño de la la cafeína abandonando el café, el té, las bebidas colas y otras bebidas  y productos que contengan cafeína.
- Trate los síntomas que produce el abstenerse de la cafeína, tomando tanta agua como sea posible,  y disminuyendo su ritmo acostumbrado de actividad (no se sobre exija, trabaje con moderación). A la vez aumente o comience a realizar ejercicio físico diario. 
- Si le gustan las bebidas calientes, pruebe algún té de hierbas (menta, cedrón, manzanilla, etc.) y sustituya el café por la cebada tostada o malta.
- Váyase temprano a la cama, y goce de una buena noche de descanso.
- Comience  a vivir y disfrutar de la vida sin el látigo de la cafeína.


Fuente: Dr. Vernon W. Foster, New Start!, Woodbridge Press, pág 147.

1 comentario: