miércoles, 30 de mayo de 2012

31 de mayo: Día Mundial Sin Tabaco

Hoy, sí! Hoy es un buen día para dejar de fumar. No esperes más! Elige trabajar en pro de tu bienestar, tu salud y felicidad!
Aquí dejo algunos consejos interesantes que puedes tener en cuenta y te ayudarán a vencer y obtener esta hermosa victoria.

Alimentos que reducen los antojos de nicotina


Debes saber que algunos alimentos aminoran el deseo de buscar la nicotina que te tiene atrapada/o.
Usa avena, sí la harina de avena o la avena integral pueden ayudarte a sofocar la necesidad de la nicotina y a dejar el hábito del cigarrillo.

En la India, se ha utilizado desde tiempo atrás la avena hervida para tratarla adicción al opio.
Alguien observó en algún momento que los adictos recuperados perdían muchas veces el interés por el cigarrillo. Esto llevó al investigador C. L. Anand, del Hospital Ruchill, de Glasgow (Escocia), a realizar un estudio doble ciego, controlado con placebo, cuyos resultados publicó posteriormente en la revista científica Nature.
Dividió a los fumadores empedernidos en dos grupos, uno de los cuales recibió extracto de avena fresca, mientras al otro se le suministró placebo.
Un mes después, los que habían consumido la avena sentían menos deseos de fumar y habían reducido a la tercera parte el número de cigarrillos en comparación con el grupo que había recibido el placebo.
En efecto, cinco de los trece que recibieron la avena dejaron de fumar, y siete redujeron la cantidad de cigarrillos en un 50 %. Sólo uno continuó fumando como antes.
Además, dejaron de sentir el deseo de fumar durante dos meses después de suspender la avena.
Un estudio realizado posteriormente en ratones reveló la existencia de un compuesto de la avena que podría ser el ingrediente activo contra el deseo de fumar.


Come espinaca y no carne, los alimentos alcalinos, como la espinaca y las hojas de remolacha, tienden a “recircular” la nicotina, manteniendo unos niveles altos de la sustancia adictiva en el organismo; por lo tanto, esos alimentos tienden a disminuir la necesidad de obtener nicotina, dice David Daughton, Ph.D., investigador de la nicotina en el Centro Médico de la Universidad de Nebraska.

Otros alimentos que acidifican la orina, como la carne, tienden a lavar la nicotina del cuerpo, aumentando el deseo de fumar.
Por lo tanto, una dieta rica en alimentos alcalinos y baja en alimentos ácidos podría ayudarte a dejar el hábito de fumar.


Dejar de fumar por medios naturales

Hidroterapia

El agua es el gran aliado del fumador para librarse de la nicotina que hay en su cuerpo, y para fortalecer la voluntad de dejar el tabaco.
Agua por dentro: beber al menos 8 vasos de agua al día durante al menos 5 días consecutivos, preferiblemente antes de las comidas y hasta las 8 de la tarde.
Al beber más agua, aumenta el volumen de orina y la eliminación de sustancias tóxicas, entre ellas la nicotina. Cuanto antes se elimine la nicotina que hay en el cuerpo, principalmente en las neuronas cerebrales, antes desaparecerá el deseo de fumar.
Baños de agua tibia: sedan y relajan, aliviando el deseo de fumar.
Fricciones con agua fría por la mañana: Activan la circulación de la sangre y estimulan el sistema nervioso, haciendo innecesario recurrir al café (que a su vez, aumenta el deseo de fumar).



El guante de baño empapado en agua fría (o una esponja vegetal) resulta muy útil para las fricciones estimulantes matinales.


Fisioterapia


Hacer ejercicios, especialmente de tipo respiratorio, ayuda a eliminar muchos venenos depositados en el cuerpo por el humo del tabaco, principalmente el monóxido de carbono y el alquitrán.
Respiraciones profundas: Hacer al menos dos o tres sesiones diarias de 10 respiraciones seguidas. A la vez que se llenan de aire los pulmones, hay que sacar el vientre hacia afuera (respiración diafragmática) para que el aire llegue hasta las partes inferiores de cada pulmón.
Caminata a paso vigoroso: Hacer al menos una  cada día.
Sudar: Si es posible, hacer cualquier tipo de ejercicio físico hasta llegar a sudar, al menos cuatro veces por semana.




Dietoterapia


Una alimentación adecuada ayuda a eliminar el deseo de fumar, a neutralizar los efectos negativos del tabaco sobre la salud, y a no engordar.
- Cenar menos y desayunar más.
- Reducir o eliminar el consumo de carne, que despierta el deseo de fumar y favorece la aparición de cáncer.
- Reducir o eliminar las comidas grasas y muy condimentadas, que estimulan el deseo de fumar.
Evitar cualquier tipo de bebida alcohólica, pues el alcohol debilita la fuerza de voluntad y aumenta el deseo de fumar.


Aumentar el consumo de:
-Ensaladas con hortalizas crudas
- Frutas frescas, especialmente naranjas y kiwis, por su riqueza en vitamina C.
- Ajos, rábanos y coles.
- Cereales integrales.
- Frutos secos como nueces y almendras. (Un puñado, lo que entre en tu mano con dedos cerrados, por día es lo ideal)
- Semillas, como las de calabaza, de girasol o de sésamo.
- Jugo de zanahoria, por su riqueza en betacaroteno antioxidante y protector de los pulmones.
Un plato de ensalada cruda con semillas, no debe faltar cada día en la mesa de un ex-fumador.


Fitoterapia


Las plantas medicinales son una gran ayuda para dejar de fumar, por sus efectos seguros y suaves.
He aquí algunos ejemplos:
-Tisana de plantas sedantes: se puede hacer con pasionaria (Passioflora incarnata), valeriana (Valeriana officinalis), melisa (Melissa officinalis) y/o flor de azar (Citrus sinensis).
-Tisana de plantas pectorales: Anís verde (Pimpinela anisum), menta (Menta piperita), malva (Malva silvestris), regaliz (Glycyrrhiza glabra) y/o tusílago (Tussilago farfara).
-Inhalación de aceite esencial de lavanda (Lavandula angustifolia): Produce sedación y bienestar, muy recomendables cuando aumentan las ganas de fumar.


¡Respira libremente! Elige gozar de una vida plena.








Fuentes
 Alimentos que reducen los antojos de la nicotina: http://dietasanaynutricion.com/algunos-alimentos-que-quitan-las-ganas-de-fumar.html
Dejar de fumar por medios naturales: Dr. Jorge Pamplona Roger, Guía Práctica para el cuidado del cuerpo, Casa Editora Sudamericana, pág. 239

El mito de las proteínas




En el pasado, algunos “expertos” establecieron que las proteínas que uno consumiera nunca eran suficientes. A comienzos del siglo veinte, se les dijo a los americanos que debían comer mucho más de 100 gramos de proteínas al día. Y recientemente, en la década del 1950, se le recomendó a las personas conscientes de su salud  que incrementaran su ingesta de proteínas. Actualmente, algunos libros de dieta insisten en un consumo exagerado de proteínas para bajar de peso, a pesar de que los americanos ya tienden a consumir el doble de la cantidad de proteínas que necesitan. Y a pesar de que las personas que siguen tales dietas han tenido a veces éxito a corto plazo en cuanto a bajar de peso, a menudo ignoran los riesgos de salud asociados con tales dietas altas en proteínas. El exceso de proteínas ha sido vinculado a la osteoporosis, a trastornos renales, cálculos en el tracto urinario y ciertos tipos de cáncer.

Los pilares de la vida

Los amino-ácidos en las proteínas de nuestra dieta los usamos para hacer músculo y otras proteínas que nuestro cuerpo necesita. Una dieta variada en frijoles, lentejas, granos y vegetales contiene todos los aminoácidos esenciales. Alguna vez se pensó que varios alimentos de origen vegetal debían ingerirse combinados para obtener el valor proteico total, pero investigaciones de actualidad sugieren que no es así. Varias autoridades nutricionales, incluyendo la Asociación Dietética Americana, creen que se pueden satisfacer los requerimientos proteínicos fácilmente, consumiendo una gran variedad de fuentes de aminoácidos a lo largo del día. Para obtener los mejores beneficios de las proteínas que usted consume, es importante ingerir suficientes calorías para satisfacer sus necesidades de energía.

El problema de ingerir demasiadas proteínas

La dieta promedio de los americanos contiene carne y productos lácteos. Como consecuencia, muchas veces tiene demasiadas proteínas. Esto puede ocasionar una cantidad de problemas graves de salud.
Trastornos renales: Cuando las personas ingieren demasiadas proteínas, absorben más nitrógeno del que necesitan. Esto ocasiona que los riñones se esfuercen más para eliminar el exceso de nitrógeno a través de la orina. A las personas que padecen de enfermedades renales se les alienta a comer dietas bajas en proteínas. Tales dietas reducen los niveles excesivos de nitrógeno y pueden ayudar a prevenir las enfermedades renales.
Cáncer: Si bien la grasa se cita con mayor frecuencia cuando se habla del riesgo de cáncer, las proteínas también juegan un papel. Las poblaciones que ingieren carne con regularidad, tienen un riesgo mayor de sufrir cáncer de colon, y los investigadores piensan que tanto la grasa, como las proteínas, los cancerógenos naturales, y la ausencia de fibra en la carne, todos juegan un papel. El informe del año 1997 del World Cancer Research Fund (Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer) y el American Institute for Cancer Research, Food, Nutrition, and the Prevention of Cancer (Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, Alimentos, Nutrición y Prevención del Cáncer) señaló que las dietas con carne y ricas en proteínas estaban relacionadas con determinados tipos de cáncer.
Osteoporosis y cálculos renales: Las dietas ricas en proteínas de origen animal hacen que las personas excreten más calcio de lo normal a través de la orina y aumentan el riesgo de desarrollar osteoporosis. En los países con dietas bajas en proteínas se observan tasas más bajas de osteoporosis y fracturas de cadera.
Una mayor excreción de calcio aumenta el riesgo de cálculos renales. Algunos investigadores ingleses descubrieron que cuando las personas agregan cinco onzas de pescado (aproximadamente 34 gramos de proteínas) a una dieta normal, el riesgo de formación de cálculos en el tracto urinario se incrementa tanto como 250%.
Durante largo tiempo se pensó que los atletas requerían mucha más proteína que las demás personas. La verdad es que los atletas, incluso los que realizan un entrenamiento que requiere mucho esfuerzo físico, necesitan una cantidad de proteínas, que se obtiene fácilmente aumentando las porciones de alimentos que requieren para comer ligeramente más calorías. Las dietas vegetarianas son excelentes para los atletas.
Para consumir una dieta que contenga proteínas en cantidades suficientes, pero no excesivas, simplemente reemplace los productos de origen animal con granos enteros, vegetales, legumbres (arvejas, frijoles, y lentejas), nueces, y frutas. El cuerpo obtiene suficientes proteínas, siempre y cuando uno ingiera una variedad de vegetales en cantidades suficientes para mantener el peso.




sábado, 19 de mayo de 2012

Ensalada de coliflor con brotes de alfalfa

Gracias a una querida amiga he probado el coliflor crudo en ensalada y realmente te cuento que me gustó mucho más crudo que cocinado al vapor. Así que quiero compartirte la receta de la primer ensalada de coliflor crudo que hemos comido.

Ingredientes:

3 arbolitos de coliflor crudo
Brotes de alfalfa hechos en casa (Cómo hacer los brotes )
Una zanahoria cruda rallada 
2 cucharadas de levadura de cerveza en copos
Aceite de oliva extravirgen (optativo)
sal marina a gusto
Jugo de limón
Palta (Aguacate)

Preparación:

Lavar bien el coliflor y cortarlo en láminas. En esta ocasión lo corté con un rallador de rodajas finas y algunas rodajas quedan muy lindas para decorar la ensalada. Agregarle los brotes de alfalfa,  la zanahoria rallada y condimentarla con el jugo de limón, la levadura de cerveza en copos, sal y aceite de oliva si se desea.  
Por otro lado preparar una mayonesa de palta (aguacate) con un poco de sal y limón. Esta mayonesa queda muy rica para acompañar la ensalada.


¡Buen apetito!

domingo, 13 de mayo de 2012

Medallones de mijo

¿Comemos hoy como pajaritos? Muchas veces cuando le cuento a las personas lo rico que se puede cocinar con el mijo me dicen: ¡Yo pensé que mijo sólo comían los pajaritos!.
Si todavía no sabes mucho sobre el mijo te aconsejo que leas uno de los artículos que publiqué hace un tiempo llamado: Pequeñas semillas grandes beneficios: El mijo
Los medallones de mijo son sumamente fáciles y prácticos de hacer.

Ingredientes:
1 vaso(350cc) de semillas de mijo pelado
3 vasos de agua
2 zanahorias
2 cebollas
 Ramito de perejil fresco
Manojito de cebolla de verdeo
Media cucharadita de orégano seco 
15 aceitunas picadas
Sal marina a gusto

Modo de preparación:
Cocinar el mijo en 3 vasos de agua. Una vez cocido agregarle: Las 2 cebollas cortadas en cubitos, las 2 zanahorias rayadas crudas, el perejil y las cebollitas de verdeo picadas, las aceitunas, el orégano y sal marina a gusto.
Con un pisa papa aplastar y revolver bien la mezcla. Y luego con las manos formar los medallones. 
Pintar una fuente de horno con aceite, espolvorear un poquito de harina para que no se adhieran a la misma los medallones.
Llevar a fuego moderado por unos minutos hasta que queden dorados.
Se pueden servir calientes junto a un puré de calabaza o con un salteado de verduras. Se le puede colocar una salsa blanca hecha con leche de soja, o una salsa suave de tomates.
En esta oportunidad les colocamos un poco de jugo de limón por arriba y los acompañamos con una abundante ensalada cruda.

Bueno mis amigos, ¡eso es todo! Deseo que esta receta les pueda gustar, la puedan disfrutar, y si todavía no se han animado a probar "la comida de los pajaritos" los animo una vez más a hacerlo!

Un abrazo y éxitos en todo.




lunes, 7 de mayo de 2012



A todos los amigos que viven en la Ciudad de Roque Sáenz Peña, Chaco, Argentina y en sus alrededores. Los invitamos al curso de cocina saludable que se dictará en los días 15 al 17 de mayo. Dirección: Calle 7 ,entre 4 y 6, Ensanche Sur (Al lado del Club Maracaibo). En el horario de las 16:00.
¡Te esperamos!

Hierro: ¿Cuánto es suficiente?

Muchos de nosotros nos criamos con la idea que la carne roja es alta en hierro –y lo es. Pero también es alta en colesterol, grasa animal, y otros elementos indeseables.
Usted puede fácilmente obtener todo el hierro que requiera de una dieta saludable sin productos animales. Es más, La Asociación Americana de Dietistas y Dietistas del Canadá reportó en el 2003 que 
los vegetarianos generalmente obtienen más hierro que los no-vegetarianos, y que los veganos (vegetarianos estrictos) son los que mejor están en este sentido. Esto es porque los frijoles de todo tipo y los vegetales de hoja verde –que los vegetarianos y los veganos tienden a consumir en buena cantidad- están cargados de hierro. Además, muchos otros alimentos están fortificados con hierro (cereales de desayuno, por ejemplo), como se puede ver en las respectivas etiquetas.
Una porción de una taza de vegetales verdes provee 1 a 3 miligramos de hierro, dependiendo de qué vegetal usted escoge.
Una porción de ½ taza de frijoles provee 2 a 3 miligramos. Un plato de cereal fortificado típicamente provee unos 18 miligramos.

¿Y cuánto hierro necesitamos?


La recomendación diaria (RDA) para hombres adultos y para mujeres mayores de 50 años es de 8 miligramos por día. Para mujeres de 19 a 50, la RDA es de 18 miligramos por día (es alto para compensar las pérdidas menstruales).
Así, con todo ese hierro consumido en comidas cotidianas, ¿cómo puede un vegetariano estar bajo en hierro? Varias razones: Primero, las personas comen todo lo vegetariano ¡excepto esos saludables vegetales y frijoles ricos en hierro! En ese caso, es fácil quedarse con reservas bajas. Asimismo, los productos lácteos interfieren con la absorción del hierro: si usted consume un vaso de leche con la comida, éste reduce el hierro que usted absorbe de la comida a la mitad. El flujo menstrual de una mujer joven produce pérdida de hierro cada mes. Los corredores de distancia pierden hierro también, tanto en el sudor y con el golpeteo en los pies, que rompe los glóbulos rojos.

¿Hay alguna diferencia entre el hierro en los vegetales y el hierro de la carne?

Sí. El hierro de las plantas se llama hierro no heme. Su absorción depende de cuánto hierro ya hay en su cuerpo. Es decir, si sus niveles se encuentran bajos, su cuerpo absorbe más hierro de los alimentos que consume. Si usted ya tiene niveles normales en su cuerpo, el hierro no heme se absorbe menos. Esto significa que siempre vas a obtener el hierro que necesitas sin pasarse.
El hierro de la carne se llama hierro heme. Su absorción no cambia. Usted puede tener ya mucho hierro almacenado en el cuerpo, pero –así como alguien a quien no se le ha invitado a una fiesta- el hierro heme llega aunque usted lo necesite o no. Como resultado, muchos carnívoros terminan con niveles de hierro demasiado altos, que es peligroso ya que el hierro inicia la producción de radicales libres –moléculas que pueden dañar los tejidos del cuerpo.
Hay que pensarlo de esta forma: el hierro se oxida, es decir, sufre oxidación. La misma reacción química que hace que un clavo viejo se ponga rojo puede ocurrir con el hierro dentro de nuestro cuerpo. En ese proceso, el hierro produce radicales libres que están asociados con el envejecimiento prematuro, cáncer, y enfermedad cardíaca.

¿Debo tomar un suplemento de hierro?

No, a menos que su profesional de la salud le haya diagnosticado deficiencia de hierro. En el pasado, el hierro se promovía como la respuesta a los problemas de la vida. Si usted andaba con pereza todo el día, píldoras de hierro y diversos tónicos prometían hierro extra para levantarle la energía. Eso fue un error, ya que la sobredosis de hierro es tan peligrosa como la deficiencia, y mucho más común.
Así que si usted piensa que puede estar bajo en hierro, hágase un examen. Es rápido y fácil. Y porque los niveles elevados de hierro suelen ser riesgosos, los doctores se alegran cuando ven que los resultados de los exámenes de sangre aparecen en la parte baja del rango normal.
Pero si en verdad se encuentra con niveles bajos de hierro, su profesional de la salud va a buscar las razones por la que están así. El primer asunto de cuidado es que no haya hemorragia, como puede ocurrir con el flujo menstrual normal, o puede ser por condiciones anormales, tal como una úlcera o cáncer del colon, que requieren de una evaluación más detallada.
Si en realidad necesita aumentar su ingesta de hierro, la respuesta es incrementar el consumo de vegetales verdes y frijoles varios, así como alimentos ricos en vitamina C, como frutas y jugos, que aumentan la absorción de hierro. Evitar los productos lácteos también ayuda (y no se preocupe del calcio, los vegetales verdes y los frijoles varios proveen una fuente saludable también). Solamente en casos poco frecuentes se hace necesario un suplemento.



Neal Barnard vive en Washington, DC, donde se mantiene saludable con una dieta vegana nutritiva y bien balanceada.


Fuente: