lunes, 5 de diciembre de 2011

Utensilios utilizados en el proceso de cocción

Así reaccionan algunos materiales empleados en la cocina con diversos alimentos:


Ollas de vidrio: Es el material más inerte de cuantos se emplean en la cocina, junto con la cerámica. No interactúa con los alimentos, y no libera ninguna sustancia que pueda pasar a ellos.


Ollas de hierro y cobre:Libera pequeñas cantidades de estos metales que pueden llegar a resultar tóxicas. Para reducirlas, evitar que entren en contacto directo con productos muy ácidos, como el jugo de frutas cítricas, el tomate o el vinagre.
Ollas  y utensilios de aluminio: Es bastante inestable y pasa en cierta cantidad a los alimentos. Se desaconseja como material de cocina, pues, aunque no existen pruebas concluyentes, se sospecha que el exceso de aluminio en la alimentación puede resultar tóxico para el sistema nervioso.


Ollas de acero inoxidable: Es uno de los materiales más estables, aunque los alimentos muy ácidos pueden hacer que libere pequeñas cantidades de níquel, uno de los metales que componen la aleación.


Ollas de barro: Deben desecharse los utensilios de barro recubiertos internamente de esmalte brillante, pues este contienen plomo, el cual se libera fácilmente y puede ser causa de intoxicación crónica.


Ollas y utensilios de teflón: Es uno de los materiales que se emplean para recubrir el interior de sartenes antiadherentes. Su uso es seguro, siempre que no se sobrepasen los 300 grados centígrados, y que se eviten las rayaduras. Las sustancias que se liberan del teflón cuando éste se raya con un estropajo duro o con un objeto metálico, pueden resultar cancerígenas.


Fuente: Dr. Jorge Pamplona Roger, Delicias Nutritivas y Prácticas, Casa Editora Sudamericana, pág. 25

No hay comentarios:

Publicar un comentario