martes, 3 de enero de 2012

La dieta de la paz

La relación entre la alimentación y el carácter o la conducta ha sido objeto de controversia entre los científicos desde hace siglos, a pesar de que está clara para la sabiduría popular. Solo desde hace unas décadas, se han empezado a publicar estudios que muestran una relación objetiva entre lo que se come y lo que se es. (Lee más sobre un artículo publicado anteriormente haciendo clik aquí)


Eliminar


- Alcohol: Las bebidas alcohólicas, como la cerveza, el vino y los licores, son la principal causa de conducta violenta en todo el mundo. 
- Azúcares refinados: El consumo de azucares refinados (no acompañados de fibra) provoca fluctuaciones bruscas en el nivel de glucosa en sangre, con subidas bruscas que pueden ir seguidas de bajadas por debajo  del nivel normal. Las neuronas son muy sensibles a la disminución del nivel de glucosa en sangre.
- Aditivos, principalmente los colorantes artificiales: El consumo de ciertos aditivos, especialmente los colorantes artificiales, puede desencadenar hiperactividad e incluso conducta violenta, especialmente en niños y en personas sensibles.
- Comida rápida y productos procesados: Suelen ser pobre en vitaminas, minerales y ácidos grasos poliinsaturados, como los que se encuentran en las nueces, semillas y aceites vegetales. la carencia de estos nutrientes se asocia con conducta antisocial o violenta en diversos estudios. Además, los productos procesados, envasados y conservados, suelen contener aditivos químicos relacionados con las alteraciones de la conducta, especialmente en los niños.
- Substancias estimulantes: La cocaína, y en menor grado la cafeína, son estimulantes neuronales que alteran la liberación de neurotransmisores entre las neuronas y perturban el delicado equilibrio químico del cerebro, responsable de la estabilidad mental y emocional.
Además, por ser drogas adictivas, tanto la cocaína como la cafeína causan un verdadero síndrome de abstinencia cuando se las deja de tomar.
Por ambas razones, los estimulantes del sistema nervioso favorecen la conducta violenta y la agresividad.


Aumentar


- Nueces: Son ricas en triptófano, precursor de la serotonina, el neurotrasmisor del bienestar. Además, son una de las mejores fuentes vegetales de ácidos grasos esenciales poliinsaturados omega-3, como el ácido alfa-linolénico (ALA). Su contenido en fosfolípidos también contribuye al equilibrio del sistema nervioso.
- Otros frutos secos y semillas: Todos ellos son ricos en ácidos grasos esenciales poliinsaturados, cuya carencia favorece la conducta antisocial y violenta.
- Cereales integrales: Gracias a su riqueza en fibra, la digestión del almidón del grano va liberando lentamente glucosa, la que evita las fluctuaciones bruscas de su nivel en sangre. Además su germen es una buena fuente de vitaminas B, necesarias para la estabilidad de las neuronas.
- Frutas y hortalizas: Buenas fuentes de vitaminas y minerales, cuya carencia favorece la conducta violenta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario