lunes, 17 de octubre de 2011

Asma y bronquitis asmática: Alimentación ideal


Más de 50 millones de personas sufren de asma; es la principal causa de enfermedades y deficiencia entre las edades de 2 a 17 años. “Es una de las principales causas de muertes infantiles, principalmente en los ambientes urbanos”

Causas Posibles

-Estilo de vida que baja las defensas orgánicas.
-Exagerada respuesta del organismo a sustancias nocivas cuando son inhaladas (tabaco, contaminantes del aire, polvo, polen, productos químicos, etc.)
-Reacción alérgica a la ingestión de sustancias comúnmente clasificadas como alergizantes (quesos, leche, productos fermentados- salsa de soja, panes, bebidas fermentadas-, algunos colorantes, productos con salicilatos- aspirina, vinagre, salsas listas para ensaladas., pescados  de cuero y frutos del mar).
-Estrés permanente o situaciones que sean estresantes para el paciente (golpes emocionales, época de exámenes, presiones sociales, etc.).

Alimentación perjudicial

-Alta ingestión de productos refinados, grasos, quesos y lácteos, dulces, bebidas gaseosas, galletitas rellenas y principalmente chocolates.
-Baja ingestión de frutas, verduras y hortalizas crudas.
-Baja ingestión de cereales integrales
-Horarios irregulares y perjudiciales para la fisiología orgánica (comer fuera de hora, no desayunar, cenar mucho).

Medidas sugerentes

-Hacer ejercicios físicos que recuperen la capacidad respiratoria y el bienestar fisiológico total. Esos ejercicios deben ser moderados al comienzo, pero crecientes y vigilados en la demanda producida por el organismo. Escoja deportes que incluyan ejercicios regulares en períodos breves (1 a 2 minutos intercalados con descanso). La natación no conpetitiva. "jugar en la piscina", el golf, el voley distendido, el ciclismo liviano, el béisbol se encuadran en esa especificación.
Sin embargo, es imprescindible la regularidad, el empeño y un blanco definido al practicar ejercicios, pues la recuperación del asma, así como la de la bronquitis asmática, depende también de eso.
-Baños de sauna y vapor con hojas o esencias de eucalipto.
-Permanecer en ambientes bien ventilados y limpios pero sin corrientes de aire que pasen por encima del cuerpo del paciente.
 -Tomar baños de sol (en los horarios de sol más suave).
-Hacer caminatas y actividades al aire libre.
-Practicar la respiración profunda. Respire profundamente durante 5 ó 6 veces seguidas. Repetir el proceso varias veces a lo largo del día.
-Beber mucha agua.
-Usar propóles, pero sin exagerar.
-Corregir la alimentación de modo inteligente, definitivo e inmutable.
- La alimentación debe ser rica en fibras, minerales y vitaminas, y pobre en alimentos grasos, estimulantes y cosas heladas.

Alimentación

-Frutas frescas: Todas pueden ser usadas, especialmente las que tienen bagazo y son fuente de vitamina C. Destacamos: ananá, mamón, mango, higo, naranja, mandarina, kiwi, acerola.

La naranja es capaz de neutralizar parcialmente los efectos de al histamina. Su uso abundante conviene en caso de asma o cualquier otra manifestación alérgica.

-Verduras y hortalizas: todas, con excepción de las que particularmente causen alergia al paciente en cuestión. Destacamos: zapallo, calabaza, zanahoria, ajo, berro, repollo, coliflor, espinaca, remolacha, pimiento rojo, nabo, rabanito, puerro y cebolla.

La cebolla, el puerro, el rabanito y el ajo son mucolíticos: ablandan la mucocidad favoreciendo su expulsión.

-Cereales: limitarse a los integrales, aunque deben ser usados con moderación.

-Oleaginosas: prefiera usar apenas las semillas de zapallo y las almendras.

-Aceites vegetales: usar moderadamente, dando énfasis al aceite de oliva extravirgen sin calentarlo. (Sugerencia: añadir al plato de comida listo un poco de aceite; calentar tajadas de pan y enseguida rociarlas con aceite en vez de manteca o margarina, etc.)

Evite los siguientes alimentos

- Estimulantes: Café, mate, té negro, las bebidas a base de cola, guaraná en polvo, chocolate.
-Carnes en general.
-Embutidos y frutos del mar: evitar todos.
-Caldos de carne.
-Grasas y productos ricos en grasas (manteca, margarina, grasa de cerdo, tocino, frituras y platos que usen esos productos).
-Quesos, especialmente los curados.
-Lácteos en general.
-Huevos, especialmente la yema.
-Sal en exceso. Colocar poca sal en la comida y evitar los alimentos curados en sal. El sodio retiene los líquidos y dificulta el proceso de lucha del organismo contra la crisis.
-Levaduras, inclusive los panes y las bebidas que las usan.
-Bebidas alcohólicas en general.
-Jalea real.
-Maníes, nueces y coco.
-Aditivos en general, pero especialmente el glutamato monosódico, los nitritos y nitratos, los sulfitos y los colorantes.


Fuente: Nutricionista Eunice Leme de Vidal, "El placer de comer bien", Asociación Casa Editora Sudamericana, pág.59 y 60.


Si padeces de asma, tal vez puede pasarte que al ver la lista de alimentos que tienes que evitar te asuste. Ánimo, hay muchísimas cosas deliciosas para comer. En este blog  puedes encontrar muchas recetas e ideas que te pueden ayudar. ¡Éxitos!

9 comentarios:

  1. Muchas gracias, me sirvió la información.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡Gracias , muy ilustrativo y claro !!!Namasté

    ResponderEliminar
  3. Es muy útil la información .
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. WOW! EXCELENTE! GRACIAS!!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, muy buena información

    ResponderEliminar