miércoles, 6 de julio de 2011

El Gran Nutricionista


¡Hola! Quisiera escribir unas lineas amenas para compartir contigo un razonamiento sencillo, pero a la vez profundo y lleno de sentido.
Esta página, como ya lo he expresado en otros post, es para compartir contigo temas de salud que puedan ayudar a mejorar nuestro estilo de vida.
Espero que creas en Dios, si no crees, te invito a estudiar más acerca de Él. (En el margen derecho hay páginas donde puedes encontrar un estudio temático de la Biblia)
Si te has relacionado con Dios, estoy segura de que tal vez lo has conocido como tu CREADOR, quizá te impacta que sea tu REDENTOR, SALVADOR y RESTAURADOR. Y sin duda podríamos seguir enumerando muchas características más y atributos que posee.  Pero ¿Alguna vez lo has pensado como tu NUTRICIONISTA? 


Seguramente sabrás que la alimentación es de suma importancia y como todos sabemos: "somos lo que comemos".
¿Será que Él dio una nutrición adecuada para el hombre? Tal vez para ti este tema no sea de ninguna novedad, pero para muchas personas realmente lo es.
En las Sagradas Escrituras, el libro de Génesis, relata la creación del mundo y se nos dice que salimos de las manos del CREADOR y que nos hizo a su imagen y semejanza.
El espacio y sus constelaciones, los animales, los vegetales, el hombre, todo nos muestra que hay un DISEÑADOR PODEROSO.
En cada célula nerviosa, en cada fibra muscular, en cada órgano y función que posee nuestro cuerpo está la firma del CREADOR.
 En Génesis 1:29 dice: Dijo también Dios: "Os doy toda planta que da semilla, que está sobre la tierra, y todo árbol que lleva fruto y da semilla. Eso será vuestro alimento."
Ahora vamos a analizar que es "toda planta que da semilla" y "todo árbol que lleva fruto y da semilla".


TODA PLANTA QUE DA SEMILLA


Cereales integrales:

Trigo, maíz, arroz, avena, mijo, cebada, centeno, etc.

Legumbres:
Garbanzos, lentejas, arvejas, soja y porotos en general.




Otras semillas oleaginosas de planta como:
 Lino, sésamo, girasol, etc.


TODO ÁRBOL QUE LLEVA FRUTO Y DA SEMILLA
Frutales en general:
Manzanos, perales, ciruelos, naranjos, cerezos, etc.

Semillas de árboles:

Almendras, nueces, avellanas, castañas, etc.


Y luego añadió:


"...comerás las PLANTAS DEL CAMPO" Génesis 3:18


Plantas de hoja:
 Espinaca, lechuga, repollo, rúcula, etc.

Tubérculos
Papa, batata (camote), mandioca (yuca), etc.





Frutos de las verduras
Tomate, pimientos, zapallitos, etc

El CREADOR hizo una variedad impresionante de alimentos de diferentes colores, texturas y sabores. Cada uno con diversas propiedades, que combinados de la mejor manera, dan una excelente nutrición. ¡Y en esta diversidad está el secreto!
¿Te preguntas qué será lo mejor para comer? Consulta al GRAN NUTRICIONISTA.


4 comentarios:

  1. Qué buen artículo Lily!! Me encantó! Está super bien explicado. Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  2. Es bien cierto que una alimentación así es sana y equilibrada. Pero tampoco debemos olvidar la carne y el pescado de manera puntual. Estos alimentos también están presentes en la Biblia y, en el caso de los peces, hasta forman parte de un milagro.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por dejar tu comentario. El tema de la alimentación en la Biblia es muy interesante, cuanto uno más estudia, más sorprende.
    Génesis nos presenta la dieta ideal. Luego se incluyen las verduras (como muestran los versículos que puse en el post). Después del diluvio vemos que Dios permite comer carne al hombre (muchos la llaman la dieta de emergencia). Génesis 9:3 y 4 “Todo lo que se mueve y vive, os será de alimento, así como las legumbres y las plantas verdes. Pero no comáis carne con su vida, que es su sangre”. Es interesante que en Génesis 7:2 dice: “De todo animal limpio tomarás siete parejas, mano y hembra. Pero de los animales que no son limpios, una pareja, macho y hembra”. Luego en Levítico 11 nos amplía el tema de los animales limpios y los que no son limpios.
    Después del Diluvio, vemos como la edad del hombre que llegaba a más de 900 años empieza a disminuir rápidamente. El Dr. William Dysinger en su libro “Vida saludable” comenta: “No se puede afirmar que se permitió el consumo de carne con el fin de acortar vidas pecaminosas, pero los resultados que encontramos en los capítulos 11 y 12 del génesis son asombrosos. Después del diluvio, la longevidad declinó rápidamente. Abrahán, el décimo después del Noé, vivió 175 años. Esto establece un contraste con Noé, que fue el décimo después de Adán, que vivió 950 años, 20 años más que el mismo Adán”
    Vemos también que Dios le da al pueblo de Israel, luego de la liberación de Egipto, “Pan del Cielo”, el Maná en Éxodo 16. Y también vemos en Números 11:7 y 8 que “El maná era como semilla de cilantro, de color como bedelio. El pueblo se esparcía y lo juntaba. Lo molían en molinos, o lo majaban en morteros; lo cocían en caldera, o hacían de él panes. Y su sabor era como el de aceite nuevo”
    El pueblo se cansa de una alimentación sencilla y Dios le da carne porque el pueblo se queja. Números 11: 5 y 6 “Nos acordamos del pescado que comíamos en Egipto de balde, de los pepinos, malones, puerros, cebollas y ajos. Y ahora nuestro ser se seca, y nada vemos sino maná”.
    Y en Número 11: 18 al 20: "Di al pueblo: 'Santificaos para mañana y comeréis carne. Pues habéis llorado en oídos del Eterno, al decir: '¡Quién nos diera a comer carne! ¡Mejor nos iba en Egipto!' El Eterno, pues, os dará carne a comer. No comeréis un día, ni dos, ni cinco, ni diez, ni veinte días; sino hasta un mes entero, hasta que os salga por la nariz, y la aborrezcáis. Porque menospreciasteis al Eterno, que está en medio de vosotros, y llorasteis ante él, al decir: '¿Para qué salimos de Egipto?'"
    Saltando varios ejemplos interesantes de algunos versículos impresionantes con el tema de la alimentación, vemos la historia de Daniel y sus amigos en el primer capítulo de Daniel, versículo 8 nos dice “Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la comida ni el vino del rey. Por eso pidió al jefe de los eunucos permiso para no contaminarse.” Y el versículo 12 dice: “Prueba, te ruego, a tus siervos durante diez días. Danos legumbres a comer y agua a beber.” ( En realidad la palabra legumbres equivale a vegetales, o sea a una alimentación vegetariana) Es muy interesante toda la historia, no la puedo comentar toda ahora, pero deseo hacer un post sobre esta historia.
    Jesús multiplica los panes y los peces, y también asa un pescado para los discípulos a la orilla del mar de galilea. Lo mejor que tenían a su alcance en ese momento. Hoy sabemos de sus cualidades nutritivas, pero también sabemos de la contaminación importante que están teniendo gracias a la producción industrial. Por ejemplo puedes entrar a http://water.epa.gov/scitech/swguidance/fishshellfish/outreach/aviso.cfm
    (continúa)

    ResponderEliminar
  4. En fin la Biblia es como un sándwich. Comienza en Génesis con el relato hermoso de la creación y termina en Apocalipsis con el relato hermoso de la restauración que Dios quiere darnos.
    Apocalipsis 14: 6 y 7 dice: “Entonces vi a otro ángel que volaba por el cielo, con el evangelio eterno para predicarlo a los que habitan en la tierra, a toda nación y tribu, lengua y pueblo. Decía a gran voz: "¡Reverenciad a Dios y dadle honra, porque ha llegado la hora de su juicio! Y adorad al que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas".
    Nota que el texto dice de adorar al que hizo el cielo, la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. Adorar al Creador. El que creó todo sobre esta tierra y que nos dio esa dieta de la que vemos en Génesis. Y algo hermoso en Apocalipsis 21:4 "Y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos. Y no habrá más muerte, ni llanto, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas pasaron".
    Algunos versículos que encontramos también muy interesantes son, por ejemplo:
    Apocalipsis 2: 7 “Al que venza, le daré a comer del árbol de la vida, que está en el paraíso de Dios".
    Apocalipsis 2:17 “Al que venza, le daré del maná escondido”.
    El Dr. Dysinger comenta: “Los hombres de ciencia afirman cada vez más que el régimen original es el mejor para prevenir infartos y controlar la diabetes, muchas clases de cáncer y la hipertensión arterial, la artritis, la obesidad, los divertículos y los cálculos biliares, enfermedades que son comunes actualmente entre los habitantes de los países de Occidente. Las grasas animales y el colesterol que encontramos en la carne, los huevos y la leche son los mayores culpables. El alto índice de fibra, las sustancias químicas derivadas de las plantas, los antioxidantes y las vitaminas esenciales que siempre están a mano más los minerales, son sólo algunos de los beneficios adicionales del régimen vegetariano prescrito en el Edén.”

    ResponderEliminar