lunes, 31 de enero de 2011

Alimentación y agresividad


Existen indicios fundados de que ciertos productos alimentarios presentes en la dieta occidental, asociados a la carencia de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, favorecen a la conducta violenta.


La relación entre la alimentación y el carácter o la conducta ha sido objeto de controversia entre los científicos desde hace siglos, a pesar de que está clara para la sabiduría popular. Solo desde hace unas décadas, se han empezado a publicar estudios que muestran una relación objetiva entre lo que se come y lo que se es.
Uno de los primeros pasos para confirmar que ciertos alimentos pueden favorecer la conducta violenta, se dio en la Universidad de Wales Swansea (Reino Unido). Allí se ha comprobado que las dietas de eliminación, en las que se suprimen ciertos productos "sospechosos", reducen la agresividad.
Entre los productos sospechosos que pueden favorecer la hiperactividad e incluso la conducta violenta, destacan los siguientes:
  • Ciertos aditivos artificiales (principalmente los colorantes).
  • Los alimentos procesados industrialmente.
  • Los azúcares refinados.
  • Las carnes.
  • Las bebidas alcohólicas.
  • Sustancias estimulantes como la cocaína y en menor grado la cafeína.
Si la eliminación de un producto de la dieta es capaz de mejorar la conducta de una persona agresiva, queda confirmada la relación entre la alimentación y la violencia. Aunque faltan aún muchas investigaciones, con lo que ya se sabe sería suficiente como para al menos contribuir a frenar el incremento de la violencia y de la agresividad en el mundo.

Hipoglucemia


Estudios realizados en la Universidad de Helsinki muestran que las personas agresivas tienen una menor tolerancia a la glucosa, y sufren hipoglucemia reactiva después del consumo de azúcares. Además, presentan niveles bajos de serotonina en el cerebro. Ambas alteraciones se potencian por el consumo de bebidas alcohólicas. La hipoglucemia o bajo nivel de glucosa en la sangre, puede producirse como una reacción tras el consumo de productos ricos en azúcares refinados y pobres en fibra, tales como los dulces, pasteles y caramelos. Se ha visto que ciertas personas son más sensibles al aumento en el nivel de glucosa causado por los productos dulces, y reaccionan con un descenso más acusado. Estas fluctuaciones en el nivel de glucosa en sangre, favorecen la conducta agresiva.
De acuerdo con estas investigaciones, las personas que tengan tendencia a la conducta agresiva o violenta, deberían:

  •  Evitar especialmente la combinación de azúcares refinados y alcohol.
  • Aumentar la ingesta de alimentos ricos en triptófano, precursor de la serotonina (Buenas fuentes de triptófano son los porotos, frijoles o judías y otras legumbres, así como los frutos secos y los cereales integrales)


    Carencia de vitaminas y minerales

    Uno de los estudios más relevantes lo desarrolló la Universidad de Oxford con presos de cárceles del Reino Unido: los que recibieron suplementos de vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales durante al menos dos semanas, cometieron un 35% menos de infracciones o delitos que sus compañeros de prisión.
    Los investigadores de este estudio concluyeron que una alimentación deficitaria en vitaminas, minerales y ácidos grasos esenciales, como la típica comida rápida, favorece la conducta antisocial y violenta.
    Otro estudio realizado por la Universidad del Estado de California (Estados Unidos) con jóvenes de 13 a26 años internados en reformatorios, confirma que una alimentación equilibrada según las recomendaciones de la OMS, y rica en vitaminas y minerales, reduce a la mitad los casos de conducta antisocial.


    Carencia de ácidos grasos esenciales


    Los ácidos grasos esenciales son grasas que el cuerpo no puede producir a partir de otras, y por tanto, deben ser ingeridas con la alimentación.
    Estas grasas esenciales son necesarias para formar las membranas de las neuronas. Se conocen dos tipos de ácidos grasos esenciales, ambos poliinsaturados:

    •  Ácidos grasos omega-3: El más importante es el ácido alfal-linolénico (18:3), conocido por las siglas ALA. 
    Las principales fuentes alimentarias del ácido graso esencial alfa-linoléico (ALA) son:
    - Semillas de lino
    - Nueces y otros frutos secos
    - Soja (semillas, aceite y leche de soja, pero no en los extractos de proteína de soja)
    - Ciertas verduras de hoja como la hierba de los canónigos (Valerianella locusta, lechuga silvestre que crece en muchos campos de Europa) y la verdolaga (Portulaca oleracea)
    -Leche materna

    •  Ácidos grasos omega-6: El más importante es el ácido linoleico (18:2), que se encuentra en toda clase de frutos secos y semillas (girasol, maíz, calabaza, etc.).
    Se sabe que la carencia de estos ácidos grasos esenciales, presentes principalmente en los frutos secos, las semillas y otros alimentos vegetales, favorece la conducta agresiva y violenta. La carencia de omega-3 también favorece la depresión.


    Fuente: Dr. Jorge Pamplona Roger, Guía práctica para el cuidado del cuerpo, Casa Editora Sudamericana, pág. 90.

    miércoles, 26 de enero de 2011

    Porotos pallares

    En un viaje de vacaciones por el Noroeste argentino (NOA) recorrimos la hermosa provincia de Salta. Hicimos una parada en un  pueblo turístico llamado Cachi. Allí compramos unos porotos pallares que se producen en la zona siguiendo procedimientos y costumbres antiguas.

    Los porotos pallares son una de las legumbres más sabrosas que existen. Son ricos en almidones, proteínas, fibras y minerales como cobre, manganeso, zinc, yodo, ácido fólico y vitaminas  como;B1, B2, B3, B6. Tienen poca grasa y su consumo regular reduce el colesterol, regula la glucemia y favorece el intestino, por su 
    alto contenido de fibras.
    Valles Calchaquíes

    Se cultivan en determinadas zonas geográficas del NOA y la mayoría de los sembradíos están ubicados en zonas montañosas donde predomina el clima seco, con marcada amplitud térmica,  las noches suelen ser frescas y los días intensamente soleados.



    Al igual que otras legumbres, se pueden realizar infinidad de platos saludables. Te dejo esta sugerencia.


    Ensalada con porotos pallares

    • 1 vaso de porotos pallares secos
    • 1 choclo (maíz tierno) desgranado
    • 1 cebolla grande cortada en cubitos
    • Medio morrón o pimentón rojo en cubos previamente horneado y sin su cáscara.
    • Un poco de perejil picado
    • 1 diente de ajo picado
    • Aceite de oliva extravirgen
    • Sal marina a gusto
    Preparación:
    Como a todas las legumbres debemos dejar los pallares en remojo la noche anterior a la cocción.
    Luego hay que lavarlos y tirar el agua de remojo. Si tienes olla a presión la cocción será más rápida. Colócalos en agua con un poco de sal marina y cuécelos hasta que estén tiernos.
    Una vez cocinados los pallares, rehoga la cebolla a fuego mínimo (en su propia jugo),  agrega el morrón rojo en cubos y el diente de ajo picado. Agrega el choclo desgranado e incorpora los porotos pallares. Cocina unos 3 ó 4 minutos. Al apagar el fuego agrega el perejil y si se desea un poquito de aceite de oliva extravirgen.
    ¡Y todo listo para saborear un muy rico plato!

    Puesto de condimentos artesanales en feria de la Plaza de Cachi, Salta.
    Foto gentileza de Daniela D'Onofrio

    The China Study

    El estudio más exhaustivo en nutrición jamás efectuado y las sorprendentes implicaciones respecto de dieta, pérdida de peso 
    y salud a largo plazo


    Se ha publicado el llamado The China Study, el estudio más completo de dieta, hábitos y enfermedad que se ha realizado jamás en la historia de la investigación biomédica, con una duración de 23 años y aún continúa. Es una hazaña de inmensas proporciones conjuntamente coordinada por T. Colin Campbell a través de la prestigiosa Universidad de Cornell, la Universidad de Oxford y la Academia China de Medicina Preventiva. El Dr. Campbell es “Jacob Gould Schurman Professor Emeritus” de Bioquímica en la Universidad de Cornell. Sesenta y cinco condados en veinticuatro provincias de China fueron escogidos para este estudio. El New York Times lo llamó el “Gran Prix de la Epidemiología”.
    Dr. T. Collin Campbell
    En China, las dietas rurales varían enormemente de las urbanas, y los índices de cáncer -por ejemplo- de un condado a otro tienen un contraste enorme: hasta del ¡10,000%! En los EE.UU, una variación del 10% de un condado a otro ya aparece en las noticias. El caso de China permite la observación de la dieta y su incidencia en diversos tipos de “enfermedades de la abundancia”, tales como diabetes, obesidad, varios tipos de cáncer, enfermedad autoinmune, salud ósea, salud renal, la visión y desórdenes cerebrales de la edad avanzada (tal como disfunción cognitiva y Alzheimers).
    Lo que hizo este proyecto especialmente interesante es que, entre las más de 8,000 asociaciones estadísticas significativas que estableció, que son relevantes a dieta y enfermedad, demasiadas apuntaron al mismo resultado: las personas que comen la mayor cantidad de alimentos de origen animal mostraron tener el mayor índice de enfermedad crónica. Aún una ingesta relativamente pequeña de alimentos de origen animal se asoció con efectos adversos. Las personas que comieron la mayoría de origen vegetal fueron los más saludables y tendían a evitar la enfermedad crónica. Estos resultados no pueden ser ignorados. Se realizaron experimentos preliminares con animales acerca de los efectos de la proteína en el crecimiento de tumores cancerosos, y se continuó con el estudio masivo en humanos acerca de esquemas de alimentación con énfasis en contenido de proteína animal en la dieta, y los resultados probaron ser consistentes. Las implicaciones en la salud de consumir ya sea nutrientes de origen animal o vegetal mostraron ser marcadamente diferentes.

    Si la nutrición fuera entendida mejor, y la 
    prevención y los tratamientos mediante la variación del esquema alimentario fueran más aceptados por la comunidad médica, no estaríamos consumiendo tantas drogas para tratar enfermedades prevenibles. No estaríamos frenéticamente buscando nuevas medicinas para aliviar los síntomas pero que poco hacen para tratar la causa fundamental de la enfermedad. No estaríamos gastando dinero en desarrollar, patentar y comercializar píldoras mágicas, que frecuentemente están cargadas de efectos secundarios.
    La respuesta es tan simple que se reduce a tres palabras: desayuno, almuerzo y cena.

    FuenteAsociación para la Promoción de la Ética Vegetariana, Costa Rica

    Y por último les dejo un adelanto de un documental que saldrá el 11 de marzo de 2011, donde la obra del Dr. T. Collin Campbell fue una de las vetas que inspiró esta película. El documental se llama Forks over Knives (Tenedores antes que cuchillos) Está subtitulado en español.

    jueves, 13 de enero de 2011

    Matambre de Gluten (Seitán)

    Una receta sumamente rica para agasajar a tu familia e invitados es el matambre de gluten.
    Quiero compartirla contigo, espero que la disfrutes.


    Ingredientes

    Para el gluten:
    • 2 tazas de gluten en polvo
    • 1/2 taza de avena arrollada fina
    • 8 nueces molidas
    • 2 1/2 taza de agua tibia
    • Orégano, albahaca, perejil o ajo a gusto
    • 1 paño de lienzo de algodón de 40 x 60 centímetros aproximadamente .
    Para el relleno
    • 3 zanahorias cortadas en bastones finos
    • 1 cebolla cortada en juliana
    • 2 morrones (pimentones)  rojos en tiras, previamente asados al horno y retirada su cáscara.
    • 1/2 vaso de queso de avena  Vea la receta aquí
    • 10 aceitunas verdes y 10 aceitunas negras
    • Sal marina
    Preparación:


    Para el gluten:
    Mezclar en un recipiente la harina de gluten junto con la avena fina y las nueces molidas. 
    Al agua tibia colocar los condimentos naturales que desees (orégano, albahaca, ajo en polvo o rallado, etc.) y sal marina. Mezclar bien y agregar a la mezcla del gluten. Amasar bien para que se unan todos los ingredientes hasta formar una masa suave.
    Abrir bien el lienzo y estirar sobre el mismo la masa procurando que quede fina y pareja. 






    Para el relleno:
    Sobre la masa estirada disponer las zanahorias en bastones, tiras de morrones, aceitunas, la cebolla en juliana, el queso de avena, perejil, ajo rallado, orégano o el condimento que gustes.




    Una vez dispuesto el relleno con ayuda del lienzo comenzar a enrollar el matambre.


    Una vez que está enrollado, cubrirlo con el lienzo y atarlo bien, por lo menos en 4 partes.

    Poner abundante agua en una olla y una vez que esté hirviendo colocar el matambre durante aproximadamete 2 horas.
    Una vez terminado el tiempo de cocción retirarlo de la olla y prensarlo durante una media hora. Retirarle el lienzo con cuidado.




    Una vez frío se corta en rodajas y acompañado de una buena ensalada, y algún paté vegetal queda espectacular.
    Cortado en rodajas se puede congelar y guardar para alguna otra ocasión.



    Como última consideración quisiera recordarte que el gluten es un sabroso complemento alimenticio, pero no es aconsejable consumirlo en grandes cantidades en una misma comida.
    ¡Buen apetito!

    Gracias a mis cuñados Daniela y Sergio
     por sacar alguna de estas fotos.

    Aviso



    Con motivo de facilitar a todos y tener una dirección más sencilla www.curiosidadesnutritivas.blogspot.com se muda a:

    www.curiosidadesnutritivas.com

    El sistema va a seguir redireccionando la antigua dirección.
    Que tengas un hermoso año 2011.