martes, 30 de noviembre de 2010

Pan Pitta


Historia

El pan pita se originó en Egipto y en Medio Oriente hace varios siglos. Se introdujo en el resto del mundo gracias a las comunidades inmigrantes en Norteamérica, Europa, América Latina, África y Asia.

Almacenamiento

Generalmente, las distintas variedades de pan pita pueden ser congeladas por hasta 6 meses para obtener la máxima frescura.

Valores Nutricionales

El pan pita tiene niveles bajos de grasa y azúcar. Tal como los otros alimentos preparados a base de cereales, es muy nutritivo y contiene proteínas, hierro y las tres principales vitaminas B (tiamina, niacina y riboflavina). Los carbohidratos complejos que se encuentran en el trigo, y por lo tanto en el pan pita, son una fuente importante de energía. 

Hoy te dejo una receta de este práctico pan. Sabroso y versátil.

Ingredientes:

350 grs. de harina integral de trigo
150 grs. de harina blanca
20 grs. de levadura seca
350 ml de agua
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal marina a gusto

Modo de preparación.

Deshacer la levadura en un poco de agua tibia.
En un recipiente, poner la harina, hacer un hueco en el centro y añadir la sal y la levadura disuelta.
Incorporar el aceite y mezclarlo bien; empezar el amasado con una mano, mientras que con la otra se va agregando el agua tibia; amasar bien durante 10 minutos o más. Dejar leudar.
Después de haber leudado la harina, amasar 2 minutos más y dividir en 10 porciones, a las que se dará forma de bola; aplastar cada una de ellas con un rodillo hasta que adquiera 3mm de espesor.

Dejar reposar las porciones obtenidas, tapadas con un paño de cocina durante 20 minutos; una vez transcurridos, colocarlas en la bandeja del horno, previamente aceitada y bien precalentada (de esta manera el pan queda hueco en el centro).
Con el horno precalentado a 250ºC, introducir la bandeja; hornear hasta que estén dorados los panes; este proceso también puede realizarse sobre una plancha caliente, voltear durante el proceso de horneado para que se haga por ambos lados.
Una vez concluido dicho proceso y el pan esté frío o se vaya a consumir, abrir los panes por la mitad. Esto permitirá servirlos rellenos de una infinidad de combinaciones: patés vegetales (ver entrada de Patés Vegetales), verduras, tofu, salsas, brotes de soja, alfalfa entre otros .

¡Buen apetito!

Fuente: Dr. Pamplona Roger, Delicias nutritivas y prácticas, Casa Editora Sudamericana, pág.47

No hay comentarios:

Publicar un comentario