miércoles, 24 de noviembre de 2010

La papaya: Una fruta digestiva y vermífuga

Cuando Colón descubrió América, descubrió también la papaya. Una sabrosa y nutritiva fruta tropical que calmó la indigestión del navegante y su tripulación tras el suculento banquete.
Originaria de México, y extendida por regiones tropicales de América, África y Asia.
La papaya es una fruta muy popular ya que, además de su buen sabor, tiene tantas propiedades que los nativos de Costa Rica y México la conocen como la fruta del árbol de la buena salud. También se conoce a la papaya con otros nombres: melón zapote, mamao, naimi, capaídso, fruta bomba, lechosa, mamón, nampucha, pucha y paque.
Propiedades e indicaciones:
El látex y las hojas de la papaya contienen papaína, una enzima proteolítica capaz de hidrolizar las proteínas, liberando los aminoácidos que las componen.
La papaína actúa en forma similar a la pepsina y a la tripsina, enzimas contenidas en el jugo gástrico y pancreático.
Tanto el LÁTEX como las HOJAS, convienen a quienes padecen insuficiencia de jugos digestivos, a menudo debido a gastritis o a pancreatitis crónica.(ver forma de empleo 1 y 2)
Por su efecto vermífugo, son además muy útiles contra los parásitos intestinales, especialmente las tenias.
La FRUTA es muy rica en vitamina C, y aunque apenas contienen papaína, tonifica la digestión y normaliza el funcionamiento del intestino. El consumo de papayas resulta altamente recomendable en caso de colitis (incluso la ulcerosa), colon irritable y estreñimiento crónico.


 Preparación y empleo:

  1. Látex: Se obtiene practicando incisiones sobre los frutos verdes y sobre el tronco. Se toman 10-20 grs mezclados con miel y agua caliente, después de cada comida; seguidos de un laxante enérgico, si se busca su efecto vermífugo.
  2. Infusión: Se prepara con 30 grs de hojas por litro, y se toman 3 tazas diarias.
Fuentes:
Dr. Jorge Pamplona Roger, Enciclopedia de las Plantas medicinales,Casa Editora Sudamericana, pág. 435


Desayuno con licuado de papaya


Licuar: (para 2 personas)
300 a 400 grs. de papaya
Jugo de 2 mandarinas o naranjas (O en lugar del jugo de cítricos agregarle 2 bananas)


A tus licuados los puedes acompañar con un poco de granola y en este caso lo acompañé con algunos arándanos.
La granola y el licuado no llevan nada de azúcar. Tus desayunos pueden ser mucho más ricos cuando dejas de comer azúcar. Porque si dejas de consumir azúcar vas a notar que las frutas tienen mucho más sabor del que le estabas sintiendo. No dejes de leer en esta página el artículo sobre el azúcar. ("Dulce pero amargo" en "Alimentos nocivos") Tu salud puede mejorar mucho más de lo que crees.
¡Que disfrutes de un nuevo estilo de vida!

1 comentario: