domingo, 31 de octubre de 2010

Trigo Burgol

Entre los cereales integrales encontramos el bulgur, uno de los ingredientes más usados en la cocina árabe y oriental, que constituye una variedad de trigo que se comercializa partido y precocido, lo cual facilita su utilización en la gastronomía.
Al ser una variedad de trigo, posee hidratos de carbono como nutriente principal, y es una excelente fuente de energía de metabolización intermedia. Es decir, su consumo no permite que se eleve rápidamente la glucosa en sangre, pero tampoco tiene un índice glucémico bajo.
Al contener parte de su cáscara, aporta cantidades considerables de salvado de trigo y mayores proporciones de vitaminas del complejo B y minerales como calcio, hierro y fósforo que sus semejantes no integrales.
Contribuye al adecuado funcionamiento intestinal por su contenido en fibra y además, es un buen recurso para amortizar las elevaciones de glucemia y colesterol en sangre.
Aporta aproximadamente un 12% de proteínas y no posee cantidades significativas de grasas. Su valor calórico es un poco inferior que el resto de los cereales no integrales, ya que aporta alrededor de 330 calorías por cada 100 gramos.
Si bien su ingesta no debe ser excesiva, como con cualquier otro alimento, el bulgur o trigo burgol se hincha tras la cocción al estilo de la sémola o el cous cous, por lo que con poca cantidad obtenemos buen volumen de alimento.
Debido a sus características nutricionales, el bulgur es un gran recurso para dar variedad a una dieta sana y equilibrada. Asimismo, como fuente de hidratos, es un sano alimento para incluir en la alimentación del deportista o aficionados de la actividad física.
 Podemos incluirlo en platos tal como si fuera arroz, como ensaladas, croquetas, sopas, etc.
Para los que desean balancear su dieta e incorporar un poco de fibra a la alimentación, esta es un buena opción de bajo costo y alto rendimiento que, al mismo tiempo, colabora con nuestra salud. Fuente: http://diabetesstop.wordpress.com/2008/08/24/bulgur-una-opcion-saludable/


Ensalada de Trigo Burgol y nueces (para 2 personas)

Ingredientes:
  • 1 taza mediana de trigo Burgol
  • 6 a 8 aceitunas negras
  • 5 nueces
  • Menta fresca, orégano fresco o albahaca fresca
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de levadura de cerveza en escamas o copos
  • sal marina a gusto

Preparación:
Lavar bien  y remojar una medida de trigo Burgol en tres medidas de agua durante 20 minutos . Luego darle cocción  por 10 minutos. 
Luego de cocinado el trigo se le agregan las aceitunas y nueces picadas y los demás ingredientes. Si quieres presentarlo en el plato, puedes usar un molde para emplatar, colocando la ensalada de trigo y apretándola bien conservará la forma y con algo tan sencillo, pero bien presentado tu comida quedará vistosa y deliciosa. 

Otra rica opción de ensalada: 
  • 1 taza mediana de trigo Burgol
  • 2 tomates medianos o tomates Cherry
  • 1 pepino
  • Cebolla de verdeo
  • 1 cucharadita de aceite de oliva extra virgen
  • Sal marina a gusto
Es fácil, es rápido, es sano. ¡Pruébalo!



jueves, 28 de octubre de 2010

Dulce... pero amargo

Si eres de esas personas que le encanta comer cosas dulces, tengo dos noticias para darte. Una buena y otra mala. La buena es que hay muchas cosas dulces, sumamente ricas, de las que puedes disfrutar sin que éstas perjudiquen tu organismo.
La noticia mala es que el azúcar refinada es un veneno que está enfermando y amargando al mundo entero.

Según datos del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, según su sigla inglesa), la producción mundial de azúcar de la campaña 2004/2005 alcanzó los 140 millones de toneladas, un aumento del 21% con respecto a la temporada 1994/1995.

En Argentina el 40% del azúcar destinado al mercado interno se consume domésticamente, mientras que el otro 60% es utilizado como insumo para la industria. La elaboración de bebidas gaseosas demanda importantes volúmenes de azúcar, al igual que la de golosinas, la repostería, los helados, las mermeladas, los lácteos y las frutas en conserva.
Durante 2005 el consumo por habitante en Argentina fue de 39,27 kg/año, de modo que el azúcar proveyó el 35,97% de los hidratos de carbono diarios y el 21,51% de las calorías diarias, según la resolución del Grupo Mercado Común (GMC) N° 46/03 del rotulado nutricional para alimentos envasados.



Crecimiento del consumo anual de azúcar refinado por persona en EEUU.


El azúcar refinado "si bien se conocía con anterioridad, era un artículo considerado exótico, poco común y exageradamente caro, por lo que muy pocas personas lo utilizaban. Solo las familias acaudaladas tenían acceso al azúcar refinado.


"Sin embargo, a principios del siglo XX se abarata su producción y generaliza su consumo, a partir de este momento su consumo se incrementa rápidamente año con año" (Nutricionista Miguel L. Alvarado)
Vease cuadro colocado a la derecha

Azúcar y Diabetes

En los últimos 50 años, previos a 1990, la diabetes se incrementó en el mundo en un 1800 %, cifra alarmante. 


La Diabetes se trata de un desorden insulínico-glucopático, que se desarrolla en 5 fases.
La primera fase se inicia a menudo desde la niñez, como resultado del consumo  de azúcar, dulces, golosinas, postres, pan, galleas, arroz y pastas para sopa, elaborados con harinas refinadas, cereales y grasas industrializadas. Un masivo consumo de hidratos de carbono refinados cuya característica es su alta densidad y rápida asimilación, aumenta bruscamente el nivel de azúcar en la sangre, obligando al organismo a elaborar grandes cantidades de insulina para controlar y disminuir la glucosa.

Con el tiempo, el páncreas se vuelve hipersensible y se habitúa ante cualquier estímulo a producir cantidades de insulina exageradamente elevados. La insulina recoge y barre rápidamente el azúcar de la sangre y la conduce hacia las células que al encontrarse ya repletas de glucosa la convierten en grasa. El azúcar sanguíneo se reduce rápidamente a niveles muy bajos produciendo hipoglucemia. Algunos de los principales síntomas de bajo nivel de azúcar en la sangre son cansancio, somnolencia, mal humor, depresión, falta de concentración mental, hambre y antojo de alimentos harinosos y dulces. (Para informarte sobre la diabetes puedes entrar a 

Azúcar y cáncer

Las células malignas requieren combustible para crecer. Hace cerca de setenta años un científico que ganó el premio Nobel, el Dr. Otto Warburg (1883-1970), descubrió que las células cancerosas difieren fundamentalmente de las células normales en la forma en que generan energía en su metabolismo básico, o sea que poseen un metabolismo energético anómalo.
Hora se cree que la glucólisis aeróbica, es decir la fermentación del azúcar, tal como lo observó Warburg, podría ser responsable de conferir resistencia a la apoptosis (muerte celular programada) en las células cancerosas.
 El Dr. Warburg demostró que las células malignas viven casi completamente de glucosa (efecto Warburg).
La verdad es que la comunidad radiológica entera ha estado usando el efecto Warburg durante años en las máquinas que analizan el interior del cuerpo. Los escaners PET (positron emision tomography) de los hospitales usan rutinariamente mediciones de la glicólisis en los tumores para determinar su etapa de desarrollo: entre más glicólisis, más maligno el tumor (Nat Rev Cancer, 2004; 4: 891-9). (Si quieres saber más sobre el efecto Warburg entra a http://publicalpha.com/el-azucar-y-el-cancer/)

Azúcar y el sistema
 inmunológico


Desde la perspectiva del sistema inmunológico, se ha demostrado que simplemente una cucharadita de azúcar refinada, puede deprimirlo hasta 6 horas… Por otro lado, el azúcar disminuye la acción de los linfocitos en el sistema inmune y otros “invasores” de nuestro cuerpo.
Si quieres evitar caer enfermo y mejorar tu salud,  sería ideal evitar completamente los azúcares refinados.


En el cuadro colocado a la izquierda podemos ver cómo a mayor consumo de azúcar menor será la capacidad de defensa de nuestros glóbulos blancos.

Muchas veces pensamos que no somos grandes consumidores de azúcar, pero la gran mayoría de los productos industrializados, aún cuando son salados, contienen diferentes cantidades de azúcar. En las etiquetas las podemos encontrar en sus diferentes formas como por ejemplo:glucosa, sacarosa, jarabe de maíz, dextrosa, etc. Por eso sin darnos cuenta vamos consumiendo éstos azúcares y ayudando a deprimir nuestro sistema inmunológico.


El azúcar y  los huesos 


El azúcar es un producto artificial, que solo tiene calorías vacías, carece de sales minerales y de vitaminas, tan necesarias ambas para el normal crecimiento y desarrollo del hombre y en especial, del niño.
Una vez ingerida busca inmediatamente unirse con las sales minerales que le faltan y que encuentra en la sangre, particularmente el calcio.
Así se forma el sucrato de calcio, sustancia que el organismo no puede aprovechar, siendo entonces eliminado por el intestino, riñones, etc.
De esa manera el organismo es despojado del calcio que normalmente contiene la sangre, sufriendo sus consecuencias: caries de los dientes, pérdida de masa ósea, osteoporosis que ataca con mayor frecuencia a las mujeres.
Los hombres de ciencia modernos, al comprobar los perjuicios que causa el azúcar, han dado la voz de alarma, bautizando dicho producto con el apodo de  “ladrón del calcio” del organismo humano.



Algunas declaraciones sobre el azúcar

“Los descensos y las fluctuaciones bruscas en el nivel de glucosa debido a una alimentación rica en azúcar refinado, alteran el funcionamiento cerebral y debilitan la mente”. Dr. Jorge Pamplona Roger, Guía práctica para el cuidado del cuerpo, pág. 42


"Esto es veneno. No lo quiero en mi casa, y menos en mi cuerpo" Comentario de Gloria Swanson relatado por William Dufty en su libro "Sugar Blues". http://www.faunanocturna.net/press/wp-content/uploads/2010/02/Dufty-William-Sugar-Blues.pdf



“Si de verdad quieren conquistar a los norvietnamitas sólo
debe darles la ración del ejército norteamericano: azúcar, dulces y Coca-Cola. Esto los destruirá más 
rápidamente que las bombas “. Comentario de un Filósofo japonés también relatado por William Dufty en su libro "Sugar Blues".


"El azúcar recarga el organismo y estorba el trabajo de la máquina viviente." Ellen White, Consejos sobre régimen alimenticio, pág. 394

"Se suele emplear demasiado azúcar en las comidas. Las tortas, los budines, las pastas, las jaleas, los dulces son causas activas de indigestión." Ellen White, Consejos sobre régimen alimenticio, pág. 135


 "El azúcar no es bueno para el estómago.  Causa fermentación, y esto anubla la mente y trae mal humor." Ellen White, Consejos sobre régimen alimenticio, pág. 389

Cuanto menos azúcar se introduce en la preparación de los alimentos; menos dificultad se experimentará por lo cálido del clima.” Ellen White, Consejos sobre régimen alimenticio, pág.114

En este artículo he puesto algunas pocas cosas sobre el azúcar. Tal vez aquellas de las cuales más quedé impactada cuando estuve estudiando este tema. Te propongo que investigues esto por tu salud y la de los tuyos.
Verás como puedes disfrutar de dátiles, higos secos, pasas de uvas, frutas frescas en general y tantas otras cosas ricas creadas para nuestro deleite. Estas cosas naturales y sabrosas no dañarán tu cuerpo y no tendrás que visitar tan seguido a tu médico. ¡Investiga, descubre, prueba! Te deseo el mayor de los éxitos.

jueves, 21 de octubre de 2010

Me importa un rábano

Aunque el dicho popular nos intente hacer pensar que el rábano no tiene importancia, esta hortaliza llamada rábano o rabanito es un alimento que debemos tener muy en cuenta. La próxima vez que estés tentado en utilizar esta frase, piénsalo mejor.
Los rábanos son muy apreciados en los países mediterráneos como condimento para las ensaladas. En algunos lugares no solo se consume la raíz, sino también las hojas que tienen un agradable sabor picante.
Propiedades e indicaciones:
Contiene un glucósido sulfurado (glucorafenina) que por hidrólisis enzimática se transforma en rafanol, sustancia a la que se deben sus propiedades colagogas (estimulan el vaciado de la vesícula biliar), coleréticas (activa la producción de bilis), antibióticas y pectorales. Contiene también sales minerales y vitaminas B y C.
Estas son sus aplicaciones:

  • Afecciones hepatobiliares: Aumenta la producción de bilis por el hígado, de modo que lo descongestiona y desintoxica. A la vez, mejora el funcionamiento de la vesícula biliar, al favorecer la correcta evacuación de la bilis al duodeno. Así que el rábano está indicado en caso de hepatitis aguda y crónica, hígado graso, cirrosis, intoxicación hepática por fármacos, productos químicos o setas, así como en las dispepsias biliares (vesícula perezosa). Puede contribuir a regenerar el hígado en la hepatitis alcohólica y en caso de generación grasa producida por el alcohol u otros tóxicos.
  • Afecciones respiratorias: Es mucolítico (ablanda la mucosidad), expectorante y antibiótico. Muy indicado en catarros bronquiales, bronquitis, laringitis y de modo especial en las sinusitis. Es un valioso remedio auxiliar en las curas de desintoxicación del tabaco.
  • Junto con las cebollas y los ajos los rábanos parecen tener una importancia en la curación del cáncer o en la inhibición de las células cancerosas
  • Por su capacidad de aumentar la flora intestinal resulta muy adecuado para aquellas personas con un intestino poco "trabajador" de manera que su ingestión favorecerá la digestión de los alimentos incrementando aquellas bacterias que son necesarias en el tracto digestivo. Igualmente es capaz de neutralizar el resto de las bacterias perjudiciales para la salud y cuya presencia en los intestinos es responsable de gases, podredumbres y pesadez intestinal en general. Resultará interesante para las personas que presenten estreñimiento crónico como en otras con síntomas totalmente contrarios como colitis y diarrea.
  • La riqueza de las fibras y su nivel bajo en calorías, unido todo ello a su riqueza en potasio resulta muy interesante como diurético, ayudando a eliminar líquidos del cuerpo al aumentar la micción.
  • Tiroides: Como la mayoría de las crucíferas el rábano contiene Isotiocianatos, cuyo componente actúa directamente en la disminución de producción de hormonas en las tiroides, puede ser usado como un producto natural para control del hipertiroidismo.
    El rábano rusticano (Armoracia rusticana Gaertn) calificado asimismo de chino,silvestre o vagisco, en algunos países de Sudamérica se denomina jaramago.
    Tanto en su composición como en sus aplicaciones, es muy similar a la mostaza. Este rábano ha adquirido gran notoriedad porque los profesores Enamorado y López Garcés, de la Universidad Politécnica de Madrid, han obtenido de él un extracto, conocido como PDG (peróxido de difenilglioxal). Administrado a enfermos de Esclerosis múltiple, este extracto de rábano ha producido notables mejorías.

Los rábanos en general se consumen crudos, en ensaladas y mezclados con diferentes verduras. Sus hojas comestibles y se las puede consumir crudas o hervidas.
    Debo reconocer que los rábanos no me gustaban y ahora forman parte de mi alimentación y me gusta mucho su sabor. Si eres de esas personas que no les gusta el sabor de los rábanos te sugiero que empieces rallando uno o dos a una ensalada que te guste, por ejemplo con zanahoria. Así te vas a ir adaptando al sabor. Recuerda siempre que tu gusto es totalmente reeducable. Puedes aprender a gustar de lo que es saludable.

    Ensalada colorida
    • Rábanos
    • Repollo colorado
    • Repollo blanco
    • Hojas de rúcula
    • Jugo de limón
    • Sal marina 
    Crea tu ensalada con estos ingredientes y puedes acompañarla con una mayonesa de palta (aguacate). Nuestro primer plato siempre debería ser una ensalada abundante de vegetales crudos.

     Y ahora, después de todas las propiedades que contiene... ¿te importa un rábano?

    miércoles, 20 de octubre de 2010

    Soja: la multifacética legumbre

    Una intensa investigación durante la década del 90 ha demostrado que la soja tiene propiedades beneficiosas para la salud y que puede ser útil en la disminución del riesgo de enfermedades de corazón, cáncer, osteospososis, síntomas de la menopausia y otros problemas. Hoy en día la soja está disponible en muchos tipos diferentes de alimentos, como el tofu, las bebidas de soja, la salsa de soja, los sustitutivos de la carne, etc.
    Es una legumbre muy nutritiva, que contiene un elevado porcentaje de proteínas (casi 37%) de alta calidad, con casi todos los aminoácidos esenciales menos uno, la metionina, la cual se completa con la combinación de soja con cereales integrales.
    A igual peso, la soja contiene el doble de proteínas que la carne, cuatro veces las proteínas de los huevos y doce veces las proteínas de la leche. También posee un 18% de grasas no saturadas, vitaminas A, E, F y grupo B (tianina, riboflavina y niacina). Tiene gran cantidad de minerales como fósforo, calcio, magnesio, hierro y cobre. Es también una de las fuentes más ricas en leticina, imprescindible para las células vivas, ya que emulsiona el colesterol y ayuda la asimilación de las vitaminas.



    Los nutrientes presentes en las semillas de soja actúan mejorando el sistema circulatorio y nervioso. Su porcentaje de fibras previene el estreñimiento y es ideal en las dietas sin gluten (celíacos, alérgicos, etc.), para los regímenes bajos en calorías y para diabéticos.


    Fuentes: Dr. Joan Sabaté, Nutrición vegetariana, Editorial Safeliz, pág. 347
    http://www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/novedades/soja.htm




    Algunas recetas que puedes hacer con esta legumbre

    Para trabajar con los porotos necesitas dejarlos en remojo, en agua caliente de la noche para la mañana. Al otro día tirar el agua del remojo y lavarlos bien. De preferencia busca los porotos orgánicos, en dietéticas o comercios especializados se consigue.

    Leche de soja

    Uno de los modos de prepararla es procesando el poroto  en crudo remojado. Para cada medida de porotos se agregan 3 medidas de agua. Procesar o licuar bien y luego colar con un lienzo fino o tela de algodón comprimiendo bien. 
    Una vez que obtenemos la leche de soja, se la pone a hervir durante aproximadamente unos 15 a 20 minutos, revolviendo frecuentemente y cuidando que no rebase.
    Una vez fría puedes utilizarla en algún licuado de frutas. Puedes calentarla y agregarle miel y harina de algarroba o cebada.
    Con el residuo de soja (lo que nos queda en el paño) se pueden hacer hamburguesas, croquetas y milanesas de soja o agregar a la elaboración de panes,etc.


    Tofu o queso de soja


    Se realiza el mismo proceso de obtención de la leche de soja. Luego la leche se  pone a hervir, y cuando rompe el hervor se apaga el fuego y se le agrega limón y se revuelve. Verás que la leche se corta. (también se puede cortar la leche con cloruro de magnesio) Luego a un colador de fideos le agregamos un lienzo fino o tela de algodón (puede ser el mismo que utilizamos para hacer la leche de soja y que lo enjuagamos bien antes de hacer el tofu). Vaciamos el contenido sobre el paño y lo dejamos escurrir bien juntando el lienzo y apretando un poco con cuchara de madera para no quemarnos.


    Agregando el jugo de limón a la leche de soja recién hervida
    y revolviendo.
    Una vez cortada la leche con limón, vaciando el contenido
    en el lienzo para escurrir y formar el Tofu
    Tofu sobre la pizza (Opción 1)


    Con el Tofu se pueden hacer diversos platos.


    Tofu para pizza (opción 1)
    • 2 cebollas
    • 2 dientes de ajo
    • Tofu
    • Sal marina
    Preparación: Rehogar las cebollas  y los ajos (sin aceite), luego desmenuzar el tofu y revolver bien agregando la sal marina (a gusto).
    Y así está listo para agregarlo a la pizza.


    Tofu para pizza, sándwich, etc (opción 2)
    • Tofu
    • Aceite de oliva
    • Sal marina
    • Levadura de cerveza en copos
    Preparación: Procesar todos los ingredientes en la licuadora o procesador y está listo para poner a la pizza, untarlo en el pan o darle el uso que más te guste. Las proporciones van dependiendo de tu gusto. Pero para unos 300 gramos de Tofu puedes agregarle unas 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva y unas 4 o 5 cucharadas de levadura de cerveza.

    Paté de Tofu
    • 100 gramos de Tofu
    • 1 diente de ajo
    • Perejil
    • Albaca
    • 2 cucharadas de aceite de oliva extravirgen
    • sal marina
    Preparación: Procesar todos los ingredientes obteniendo una pasta fina y homogénea. También le puede agregar un poco de jugo de limón, aceitunas o zanahoria, en fin, puedes ir creando diferentes sabores.

    miércoles, 13 de octubre de 2010

    El gran beneficio de las frutas y hortalizas

    Es bien sabido hoy en día que los alimentos contienen una amplia variedad de sustancias fisiológicamente activas, además de los macronutrientes, vitaminas, minerales y fibra dietética. Estos componentes adicionales, denominados fitoquímicos, se encuentran casi exclusivamente en los vegetales. El interés por sus efectos en favor de la salud y por la protección que ofrecen contra las enfermedades crónicas, como por ejemplo las enfermedades del corazón y el cáncer, ha impulsado estudios exhaustivos sobre la distribución y las actividades fisiológicas de los fitoquímicos. Se han identificado miles de fitoquímicos diferentes en las legumbres, cereales integrales, frutas, verduras, frutos secos y semillas, alimentos que se consumen habitualmente en una dieta vegetariana. Muchos de los fitoquímicos, como los terpenoides, los flavonoides y los carotenoides añaden sabor y color a los alimentos y poseen una actividad antioxidante significativa, en algunos casos mayor aún que la que proporcionan las vitaminas C y E.


    Frutas y hortalizas


    Más de 200 estudios epidemilógicos han investigado la relación entre el consumo de frutas y hortalizas y el riesgo de cáncer. Cuando se examinan los estudios sobre cualquier tipo de cáncer, más de las tres cuartas partes de estos estudios muestran una reducción significativa en el riesgo cuando hay un consumo mayor de al menos una categoría de hortalizas o frutas. Los que comen cantidades mayores de frutas y hortalizas presentan alrededor de la mitad de riesgo de desarrollar cáncer y una menor mortalidad debido a esta enfermedad. Las hortalizas en vinagre (cebollas, pepinillos, etc) no deben incluirse en la lista de hortalizas recomendadas, ya que se han asociado con un aumento del riesgo del cáncer de esófago. Las frutas y las hortalizas son más eficaces contra aquellos cánceres que tienen relación con las células epiteliales, como el cáncer de pulmón, cuello de útero, esófago, colon y páncreas.
    Los resultados de un estudio italiano a gran escala, revelaron que el riesgo relativo de los cánceres epiteliales más comunes estaba en el rango de 0,2 a 0,5 para el tertil más alto, en relación al tertil más bajo de consumo de hortalizas. Un elevado consumo de frutas proporciona una reducción en el reisgo de muchos cánceres epiteliales, aunque esta protección sea habitualmente menor que la que se observa con un alto consumo de hortalizas.
    El efecto protector de las hortalizas se a observado también en los cánceres relacionados con las hormonas, como el cáncer de mama. Un reciente estudio de casos y controles detectó una fuerte relación inversa entre el consumo total de hortalizas y el riesgo y el riesgo de cáncer de mama en mujeres premenopáusicas. Se observó una reducción del riesgo del 54% en las mujeres que tenían un alto consumo de hortalizas, comparadas con aquellas que tenían un consumo menor. El efecto protector parecía deberse al efecto sinérgico de la variedad de sustancias presentes en las hortalizas. Un estudio griego también detectó que el consumo de frutas y hortalizas estaba asociado independientemente con reducciones significativas de la incidencia del cáncer de mama. Las mujeres que consumían de 4 a 5 raciones de hortalizas al día tenían un 46% menos de riesgo de cáncer de mama, en relación a las mujeres que consumían 2 raciones al día. Además, las mujeres que consumían 6 raciones de fruta tenían un 35% menos de riesgo de cáncer de mama, en relación a las mujeres que consumían menos de 2 raciones al día.
    Se han investigado diferentes frutas y hortalizas separadamente, y se ha visto que algunas de ellas proporcionan protección específica contra distintos tipos de cáncer.
    Se han investigado diferentes frutas y hortalizas separadamente, y se ha visto que algunas de ellas proporcionan protección específica contra distintos tipos de cáncer. Por ejemplo, el consumo de zanahorias y de verduras de hoja proporcionan una protección contra el cáncer de pulmón y de estómago, mientras que las hortalizas crucíferas (repollo, brócoli, coliflor, etc.) proporcionan protección contra el cáncer colorrectal y el de tiroides. Además el consumo regular de cebollas o ajo puede disminuir el riesgo de cáncer de estómago y de colon entre un 50 y un 60%, mientras que recientemente se ha visto que el consumo regular de tomates y fresas puede proteger contra el cáncer de próstata.
    Un consumo regular de frutas y hortalizas puede reducir también el riesgo de enfermedades insquémicas del corazón. Un estudio sobre 11.000 individuos preocupados por la salud en el Reino Unido detectó que el consumo diario de fruta fresca estaba asociado con una reducción del 24% en la mortalidad por enfermedades del corazón y con una reducción del 32% en la mortalidad por enfermedades cerebrovasculares, en relación a un consumo de fruta menos frecuente. El consumo diario de ensalada cruda estaba asociado con una reducción del 26% en la mortalidad por enfermedades del corazón.
    La Organización Mundial de la Salud recomienda que, para gozar de buena salud es necesario consumir al menos 400gramos de frutas y hortalizas al día. La campaña nacional 5-A-Day for Better Health (5 al día para una mejor salud) se diseñó para aumentar el consumo de hortalizas y frutas, al menos hasta 5 raciones diarias. Cuando se realizó una encuesta, sólo 1 de cada 11 americanos cumplía realmente esta directriz. La falta de conocimiento sobre el valor de las frutas y las hortalizas explique posiblemente este consumo tan bajo.


    Fuente: Dr. Joan Sabaté, Nutrición Vegetariana, Editorial Safeliz, pág.338

    martes, 12 de octubre de 2010

    ¡Comienza bien la mañana, desayuna como rey, come banana!

    Un reciente estudio asegura que comer dos o tres plátanos o bananas al día es un excelente remedio para combatir la depresión debido a su alto contenido de triptófano, aminoácido esencial a partir del cual se produce la serotonina, un neurotransmisor conocido como la hormona de la alegría.

    La pesquisa, avalada por el Instituto de Investigación de Alimento y Nutrición (FNRI) de Filipinas, asegura que los niveles de triptófano del plátano (también se encuentra en el maíz y algunas leguminosas) actúan sobre el cerebro y mejoran el estado anímico de las personas, por lo que recomiendan la ingestión de entre 20 y 30 gramos de esta fruta, equivalentes a entre 80 y 120 kilocalorías (2 o 3 piezas).



    El plátano tiene muchas otras virtudes, entre ellas sus altos niveles de vitamina A, C, K y B6, esta última con múltiples funciones, entre ellas, regular el nivel de glucosa en la sangre, lo que también repercute en el estado anímico de las personas.

    Contiene tres tipos de azúcares naturales — sacarosa, fructuosa y glucosa— que combinados con su fibra natural, proporcionan una abundante e inmediata energía, al punto que dos raciones pueden suministrar la suficiente energía como para realizar un trabajo extenuante durante 90 minutos. No por gusto esta es una de las frutas imprescindibles en la dieta de los atletas de alto rendimiento.

    Su alto contenido de hierro estimula la producción de la hemoglobina y ayuda a tratar la anemia; mientras que el potasio, la ausencia de cloruro de sodio (sal común), lo hacen muy útil para tratar la hipertensión, las cardiopatías y estimular la actividad intelectual.

    Aseguran además que un plátano es suficiente para calmar la acidez estomacal y contrarrestar las nauseas matutinas propias del embarazo. Es también un fiel aliado de las personas que luchan contra el hábito de fumar pues las vitamina B6, junto al potasio y el magnesio que aportan, ayudan al cuerpo a recuperarse de los efectos de la falta de la nicotina.



    Fuente:http://www.diariofemenino.com/dieta/dieta-sana/articulos/propiedades-platano-contra-depresion-hipertension/



    Licuado delicioso de banana (para acompañar los cereales del desayuno)




    Ingredientes (para 2 personas):
    • 2 bananas maduras
    • 2 cucharadas soperas de coco rallado
    • 15 almendras
    • 1/2 vaso de agua
    Preparación:

    Poner a remojar las almendras de la noche para la mañana, y en otro recipiente poner a hidratar el coco rallado con un poquito de agua. 
    Por la mañana lavar las almendras y colocarlas en la licuadora junto con el coco rallado, las bananas y el 1/2 vaso de agua. Procesarlo y luego está listo para acompañar los cereales de la mañana.

    jueves, 7 de octubre de 2010

    Un antiguo remedio todavía vigente: Los higos

    Ezequías fue uno de los monarcas más destacados del reino de Judá, al que gobernó entre los años 727 y 698 a.C.
    Pero al igual que ya había ocurrido en el año 720 a.C. con el reino de Israel, el Imperio Asirio amenazaba con convertir Judá en una provincia asiria. Senaquerib, el gran conquistador había sitiado Jerusalén, y la rendición parecía la única salida.
    “Resiste a los asirios y confía en el Eterno”, dijo el profeta Isaías al rey Ezequías. Cuando la invasión asiria parecía inminente, una gran epidemia se desató en su campamento, y el poderoso ejército conquistador se vio obligado a retirarse. El historiador griego Herodoto confirma este episodio en una de sus crónicas.
    Sin embargo, cuando el rey Ezequías estaba disfrutando del triunfo que había supuesto el librarse de la invasión enemiga. Cayó gravemente enfermo. Se le produjo una terrible llaga que ponía en riesgo su vida, y que los médicos que estaban a su servicio no eran capaces de curar. Desesperado, siguió el consejo de Isaías, el profeta que anteriormente lo había animado a resistir a los asirios.
    “Preparad una masa de higos y ponedla sobre la llaga”, recomendó Isaías. El relato bíblico indica que aquella cataplasma surtió efecto (2 Reyes 20:7) La llaga sanó y el rey Ezequías vivió varios años más.


    Unos 800 años más tarde, Dioscórides, el famoso médico y botánico griego, escribía lo siguiente acerca de los higos: “Cocidos, majados, y aplicados en forma de emplasto, resuelven cualquier dureza, ablandan los lobanillos y maduran los diviesos (furúnculos).” Y siguen resaltando las propiedades cicatrizantes y sanadoras que los higos tienen sobre toda clase de llagas y heridas. ¿Llegó a conocer Dioscórides lo ocurrido al rey Ezequías? Quizás. Y tras comprobar con sus propios enfermos lo efectivo del remedio que le aplicaron a Ezequías, lo dejó escrito en su libro.
    Actualmente, después de 2700 años, siguen vigentes las recomendaciones del profeta Isaías. Y son otras muchas, las aplicaciones terapéuticas de este viejo árbol que se han ido descubriendo.

    Propiedades e indicaciones:

     Los HIGOS son especialmente ricos en azúcares: fructuosa, glucosa y sacarosa; contienen además pequeñas cantidades de grasas y proteínas, así como sales minerales, vitaminas A, B1, B2 y C, y ácidos orgánicos. Su uso se recomienda sobre todo a los estreñidos (acción laxante), a las mujeres embarazadas y a los que padecen de agotamiento físico o mental (acción tonificante).

    El líquido que se obtiene de los HIGOS SECOS, tiene propiedades emolientes (calmantes) sobre las mucosas inflamadas, ya sean del aparato digestivo o respiratorio. Da buenos resultados en caso de faringitis, gastritis, bronquitis y tos irritativa.
    Aplicados externamente en forma de cataplasma, los higos son resolutivos (favorecen la maduración de abscesos e inflamaciones) y cicatrizantes. Se utilizan en caso de heridas infectadas, forúnculos, abscesos y flemones dentarios.

    Preparación y empleo:

    Uso Interno

    HIGOS SECOS: para combatir el estreñimiento se toman, por la mañana en ayunas, unos 200g de higos secos, puestos a remojo la noche anterior.
    DECOCCIÓN: Se prepara con 10 a 12 higos secos en un litro de agua. Se dejan hervir hasta que el líquido se reduce a la mitad. Para combatir las afecciones difestivas o respiratorias se ingieren 3 o 4 tazas diarias de ese líquido caliente. Los higos cocidos pueden también comerse.

    Uso externo

    CATAPLASMA: Se tritura un puñado de higos frescos, o de higos secos puestos en remojo, y con la pasta resultante se prepara una cataplasma, que se aplica envuelta en un lienzo de algodón sobre la zona afectada. Dejarla durante el día, y retirarla por la noche lavando bien la piel. También puede aplicarse directamente un higo abierto por la mitad.
    LÁTEX: Aplicar unas gotas sobre las verrugas a diario, durante varias semanas. Este látex que se desprende de las hojas y ramas de la higuera, contiene diversas enzimas, capaces de cuajar la leche e incluso de digerir la carne. Se utiliza para ablandar los callos y eliminar las verrugas. Para conseguirlo hay que ser constante y aplicarlo diariamente durante varias semanas. También se puede colocar una hoja de higuera machacada y caliente a modo de cataplasma sobre las verrugas.

    Fuente: Dr. Pamplona Roger, Enciclopedia de las plantas medicinales, pág. 708

    ¿Ya probaste comer unos higos secos, negros, acompañados de algunas nueces? Es un postre sencillo, pero delicioso y saludable. 

    Si alguna vez comiste higos y no te gustaron... puedes ir educando tu paladar y vas a ver que con el tiempo disfrutarás mucho de una comida sana y natural.