miércoles, 1 de septiembre de 2010

Pequeñas semillas, grandes beneficios: La Quinoa


¡Qué gran variedad de alimentos tenemos en nuestro planeta! ¿Te pusiste a pensar en cuantas variedades de semillas conoces?
Tal vez te ha pasado como a mí. Al no conocer una semilla pensamos que es difícil preparar un plato con ella y no conocemos las propiedades que tiene y los beneficios que nos aportará a la salud.
¿Conoces la Quinoa?
"Aunque también se la conoce como los nombres de 'arrocillo' o 'triguillo', la quinoa no es un verdadero cereal, sino la semilla de una planta herbácea perteneciente a la familia botánica de las Quenopodiáceas, al igual que la acelga, la espinaca y la remolacha.
"La Quinoa se cultiva en Sudamérica, en la zona de los Andes, posee un valor nutritivo igual o superior a los cereales verdaderos. Es más rica en proteínas que el trigo y el maíz, y su almidón es de fácil digestión y asimilación."

"Este grano dio mucho que hablar, ahora sorprende más al conocerse que también contiene fitoestrógenos, sustancias que previenen enfermedades crónicas como la osteoporosis, cáncer de mama, enfermedades del corazón y otras alteraciones femeninas ocasionadas por la falta de estrógenos durante la menopausia."Guillermo Riguera, corresponsal de AIPIN. La Paz, Agencias, Los Tiempos, 12 de marzo.

En esta receta, las propiedades nutritivas y culinarias de la quinoa se complementan con la riqueza vitamínica de las zanahorias, uno de los alimentos más ricos en beta-caroteno.(provitamina A)
Por eso este plato resulta beneficioso para prevenir:

  • Las afecciones de la retina y de los ojos en general, debido al aporte vitamínico de la zanahoria.
  • Los trastornos del aparato digestivo, como la gastritis, la úlcera de estómago, la colitis y el colon irritable, debido a la acción suavizante de la quinoa y de la zanahoria.
  • El cáncer, porque a la acción protectora del beta-caroteno de la zanahoria se suman la del ajo y de la cebolla.

Extraído de:  Dr. Pamplona Roger. Delicias nutritivas y prácticas, 136



Risotto de quinoa
250 g de quinoa
2 zanahorias
1 cebolla
1 diente de ajo
2 tomates
½ litro de agua
2 cucharaditas de aceite de oliva
Sal marina a gusto.

Preparación

Lavar  bien la quinoa.
(algunos aconsejan darle un pequeño hervor a la quinoa y tirar el agua)
Lavar  y cortar las zanahorias en rodajas
Trocear la cebolla y picar el ajo
En una cacerola (a fuego mínimo) colocar la cebolla, el ajo y la sal.
 Incorporando la sal a la cebolla en el momento de dorarla hará que largue su jugo y no necesitarás agregarle aceite. De esta manera tu comida será más saludable.
Trocear y agregar los tomates, la quinoa y el agua.
Puedes agregarle condimentos como: Albahaca, orégano, cebolla de verdeo.
Una vez que se termina de cocinar, luego de apagar el fuego, se le agrega el aceite de oliva.

Apto para celíacos y diabéticos, y para todos los que quieran tener una vida saludable.
¡A comer! Pero... no te olvides, come primero una buena ensalada cruda.
¡Éxitos!

2 comentarios:

  1. Hola Lily: primero quiero felicitarte por este nuevo emprendimiento y también agradecerte porque realmente es de mucha utilidad. El lunes hice la receta de quinoa y estuvo realmente muy deliciosa, ya la había probado una vez pero como no sabía como prepararla no nos gustó, ayer la disfrutamos mucho.
    Te mando un beso grande y bendiciones para vos y Daniel, todos los días estás en mis oraciones!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Mariana! Hace un montón que me mandaste este saludo y comentario. Tarde, pero seguro te contesto!! Me alegra mucho que hayas utilizado la quinoa y te haya salido deliciosa.
    Te mando un fuerte abrazo, los queremos mucho y siempre los recordamos con mucho cariño.
    Te quiero mucho!

    ResponderEliminar