jueves, 30 de septiembre de 2010

La enemiga cafeína




En la década pasada, llamada por la medicina la “década del cerebro”, uno de los grandes descubrimientos fue que el estrés intenso y prolongado produce niveles altos de corticoides, y ellos son tóxicos para el sistema nervioso central, principalmente para el hipocampo, una parte del cerebro responsable por el aprendizaje y la memoria. Así, estar continuamente estresado puede acelerar la pérdida de la memoria y la disminución de la capacidad de aprender.
No existe un remedio para disminuir estos niveles de corticoides. Lo que la gente debe hacer es no permitir que el estrés se prolongue, dando descansos periódicos al cerebro. Por esta razón son tan importantes el reposo, el sueño, el ejercicio físico y los días de descanso.
Otro gran descubrimiento fue que sustancias que causan dependencia activan el sistema de estrés, aumentando la cantidad de corticoides y acelerando la pérdida de neuronas y el envejecimiento del cerebro. Aquí entran, evidentemente, muchas drogas tales como la morfina, anfetaminas, la heroína y también aquellas drogas más usadas en todo el mundo: la cafeína, la nicotina y el alcohol.
Hace mucho tiempo se sabe que la cafeína actúa en el cerebro, aumentando mucho los niveles de estrés. Los síntomas de cafeinismo incluyen ansiedad, agitación, inquietud, insomnio, sensación de estar “atado” y síntomas somáticos relacionados con el corazón y con el tubo digestivo. Es común que la cafeína y otros estimulantes precipiten serias crisis en pacientes con esquizofrenia y trastorno bipolar (enfermedad maníaco-depresiva) Current Diagnosis and Treatment/2000, p. 1070
Los descubrimientos más recientes muestran que, además de todo esto, la cafeína, a largo plazo, también acelera la pérdida de la memoria y la capacidad de aprendizaje.


Científicos de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, Estados Unidos, observaron que el consumo moderado de cafeína hace a la persona actuar como si hubiese tenido un día muy estresante.

Efectos negativos de la cafeína para la salud cardiovascular:

  • Aumenta ligeramente la presión arterial.
  • Aumenta el nivel de adrenalina en la sangre.
  • Favorece la rigidez de las arterias y dificulta su dilatación.
  • Aumenta el nivel de colesterol y de homocisteína en la sangre. ( Los niveles elevados de homocisteína en sangre pueden dañar el tejido que reviste las arterias. Además, los niveles elevados de homocisteína pueden hacer que la sangre se coagule más fácilmente de lo que debiera. Esto puede aumentar el riesgo de bloqueos en los vasos sanguíneos)

El consumo de café desencadena eventos coronarios (angina de pecho e infarto) en personas sensibles, y aumenta la gravedad del infarto cardíaco.

No solo podemos encontrar cafeína en una taza de café, sino que también en otros productos que conocemos y su consumo es muy frecuente.



La cafeína puede estar ligada al cáncer. Los científicos han descubierto que la cafeína puede hacerle daño a los cromosomas de las células en la misma manera que otras sustancias cancerígenas. Hoy día se cree que las bebidas cafeinadas como el café, el té y las sodas, incrementan la posibilidad del desarrollo del cáncer en el cuerpo humano.

En 1979, el Dr. Minton y el per sonal de investigación de la Universidad del Estado de Ohio demostraron que las drogas que se encuentran en las bebidas cafeinadas contribuyen a problemas de fibrosis. La enfermedad fibrocística produce nudos en los senos que se asemeja al cáncer en el seno. Se ha estimado  que las mujeres con senos císticostienen una posibilidad muy alta de desarrollar cáncer en los senos. El 65 por ciento de las mujeres con senos císticos, quienes han dejado de ingerir producidos con cafeína, han perdido todos los síntomas de su enfermedad a los seis meses. Todos los "nudos" de los senos desaparecieron entre el primero y el sexto mes después de eliminar la cafeína de sus dietas.

Estudios recientes revelan que toda bebida cafeinada está directamente relacionada  con cáncer en el páncreas. Y  esto es importante porque este tipo de cáncer causa más de 20.000 muertes cada año en los Estados Unidos solamente. ("Coffee and Cancer of the Páncreas", en la Revista New England Journal Qf Medicine. Marzo 12, 1981, Pág. 630). Este es el tipo de cáncer más doloroso de todos.
Algunas personas creen que si toman café sin cafeína en vez de café regular no van a tener problemas. Pero un artículo publicado en la revista Journal of the AMA por R.S. Lin y H. Kessler titulado "A Multifactorial Model for Pancreatic Cáncer in Man: Epidemiologic Evidence", llegó a la conclusión que esos aceites irritantes (cafeóleos) impactan las células del estómago que producen los ácidos hasta convertirlos a estos en ácido clorhídrico. Este ácido tiene una reacción negativa sobre el páncreas que sumada a otros factores causa el resultado más terrible: el cáncer.

Fuentes: Dr. Pamplona Roger, Guía práctica para el cuidado del cuerpo, pág. 243
Segundo seminario de enriquecimiento espiritual, pág. 111 





Puedes sustituir el café por la cebada o malta, el chocolate en polvo por harina de algarroba (en breve pondré alguna receta). Las bebidas gaseosas por licuados o jugos naturales, estos son los que te darán verdadera energía. Hay opciones sabrosas y saludables.

 ¡Anímate a cambiar!




No hay comentarios:

Publicar un comentario